Central Río Grande, una maravilla de la ingeniería en Córdoba

La Central Hidroeléctrica Río Grande se empezó a construir en 1970 y fue inaugurada en 1986. Una de las características que la hace única en el país es su capacidad para bombear agua desde un embalse inferior hacia uno superior, para luego generar energía.

Los mecanismos de esta obra se encuentran totalmente automatizados. Es decir, basta apretar un botón para poner en funcionamiento sus máquinas. Otra particularidad es su sala de máquinas, construida en una caverna 130 metros por debajo del lecho original del río dentro del cerro Pelado. Se puede acceder a través de un túnel carretero de 1.800 metros de largo.

Las principales funciones de esta maravilla de la ingeniería hidráulica son la generación eléctrica; la regulación de caudales y atenuación de crecidas; el abastecimiento de agua potable a una población de 350.000 habitantes y la provisión de riego al área del Río Tercero.

El complejo se ubica sobre el Río Grande, en Calamuchita, a 130 kilómetros de la Capital cordobesa. Un lugar que sorprende por la arquitectura y un impactante ojo de agua, producto de las aguas del Río Grande detenidas por el embalse.

Para conocer la central hidroeléctrica hay que sacar turno con anticipación, y se puede visitar durante todo el año, excepto en febrero. El recorrido dura dos horas y se recomienda ir en auto para poder descender hasta la usina de la caverna.

Visitas con anticipación: (0351) 4296055

Horarios: lunes a viernes de 8 a 15