Capilla del Monte, un lugar de otro planeta

Uno de los principales emblemas de Capilla del Monte, ubicada en el Valle de Punilla, es el Cerro Uritorco: no visitarlo es como no haber estado en la ciudad. Su nombre, que deriva de la voz quechua uritu urqu significa "cerro de los loros". Ubicado a 1.979 metros sobre el nivel del mar, es el más alto de las Sierras Chicas.

Por su belleza natural y por su mística, relacionada a apariciones extraterrestres, recibe 30.000 visitantes anuales, y se puede ascender durante todo el año. Una interesante forma de recorrerlo es a través de caminatas nocturnas, que comienzan a la 1.30. Si bien la subida durante el día es autoguiada, para este tipo de visitas nocturnas se necesita contar con un guía especializado.

DATOS. Información útil para una escapada a Capilla del Monte.

Techito, por si llueve 

La calle techada es otro de los símbolos de Capilla del Monte. En una extensión de 100 metros se desarrolla gran parte de la movida nocturna, y es ideal para visitar durante los días de lluvia. Fue construida en 1964, por lo que se la considera la primera de este tipo en Latinoamérica.

Dispone de bares, restaurantes, y otros establecimientos para el paseo diurno y nocturno de los turistas, y durante febrero se transforma en el epicentro del Festival Alienígena (ver recuadro), que cuenta con música en vivo y concursos de disfraces.

Tres paseos por piedras esculpidas

Muchas veces, la naturaleza se encarga de crear “esculturas” que los años y el viento perfeccionan. Es el caso de “el Zapato”, una enorme piedra localizada muy cerca del centro de Capilla del Monte, que parece estar posando en una vidriera natural.

Por otra parte, Los Terrones es un parque recreativo donde los visitantes encontrarán un grupo de extrañas formaciones naturales. Si bien se pueden distinguir algunas como “el Camello” o “la Bota”, la imaginación de cada uno permitirá descubrir otros objetos tallados por la naturaleza. Tiene restaurante, y está abierto todo el año.

Finalmente destaca Ongamira, el lugar que impactó al poeta chileno ganador de un Nobel Pablo Neruda. Este particular paisaje, de 120 años de antigüedad, es producto de una constante erosión de los vientos y el agua. Guarda una atrapante historia: fue el hogar de una parte del pueblo comechingón, que resistió a los españoles y tuvo en estos cerros un lamentable final.

Agua: el dique más alto y un balneario

Córdoba se caracteriza por sus paisajes de sierras y diques, y en Capilla del Monte está el más alto de todos. El dique Los Alazanes, que se terminó de edificar en 1944, se sitúa a 1.440 metros sobre el nivel del mar, sobre el río homónimo. Allí se realizan múltiples actividades acuáticas y es uno de los espejos de agua más bonitos de la provincia.

Otra opción para refrescarse camino a este dique es el balneario La Toma, donde el río Calabalumba pone a disposición de los viajeros una gran cantidad de ollas y ollitas. Hay buenos senderos para caminar, y los que gustan del trekking pueden descubrir muchos lugares interesantes.