Amboy, esperame que ahí voy

 Amboy, un destino precioso de las sierras de Córdoba a sólo 115 km de la ciudad. (Amboy tiene magia)
Amboy, un destino precioso de las sierras de Córdoba a sólo 115 km de la ciudad. (Amboy tiene magia)

 A 115 km de la ciudad: calles pintorescas, un arroyo, un balneario, un museo, asadores, almacenes de campo y pulperías. 

Hay ciertos hitos que distinguen esta comuna de otros pueblos del Valle de Calamuchita: en Amboy nacieron Dalmacio Vélez Sarsfield, creador del Código Civil de Argentina en 1869, y Gary, cantante cordobés, amado y reconocido, fallecido en 2001.

Si nunca escuchaste un tema de Gary, podés empezar evaluando el mood de tu día: si querés mover las caderas escuchá sus discos con Trulalá, la etapa más cuartetera. Si estás con ganas de algo más romanticón podés deleitarte con un tema de su fase solista, como “Cuando se acaba el amor” que empieza así: “Cuando se acaba el amor / la vida pasa de largo / no tienes nada que decir / y te alimentas de pasado”.

Es más, ¿podría ser requisito? que Amboy sea recorrido mientras se escucha un disco completo de este cantante porque allí se lo adora - como en toda Latinoamérica - y hay una estatua en su homenaje, el spot ideal para una selfie con el “El ángel que canta”.

De modo que Amboy se construye como un pueblo con historia, con personas que han dejado una huella profunda allí y en nuestro país. En el Museo del Dr. Vélez Sarsfield se puede apreciar su trayectoria política. Hay documentos y elementos que dan cuenta del recorrido de su vida. Además, podrás encontrar objetos paleontológicos, arqueológicos, y  antigüedades que representan tradiciones criollas de nuestros antepasados.

Podrás visitar la Capilla San José que data del año 1885 y que fue construida por una sola persona durante el transcurso de una década. No sólo hay historia en esta localidad de apenas 400 habitantes, sino que hay un arroyo y un balneario que tiene mesitas donde poder hacer un tremendo asado. Para la tardecita, cuando ya los cuerpos están más relajados, se puede visitar el Cerro Pelado que queda cerca, apenas a unos 10 km de distancia.

Un par de datos: son un clásico los sandwiches de la Pulpería del Indio, si vas sin asador pueden significar el almuerzo perfecto. Recorriendo el lugar vas a encontrar embutidos y dulces caseros y todo resuelto, tenés merienda y cena.