Verano en el sur argentino: la Ruta de los Siete Lagos, un imperdible

El camino se extiende entre Villa La Angostura y San Martín de los Andes. (Foto: La Ruta Natural)
El camino se extiende entre Villa La Angostura y San Martín de los Andes. (Foto: La Ruta Natural)

Este camino es el escenario perfecto para explorar la naturaleza de la Patagonia.

Entre Villa La Angostura y San Martín de los Andes, en Neuquén, se encuentra la Ruta de los Siete Lagos. El verano es la estación ideal para recorrerla, ya que te permite refrescarte en los lagos, aprovechar los largos días de sol y disfrutar al máximo la naturaleza patagónica.

El camino es un trayecto de 110 kilómetros por la mítica Ruta 40 que atraviesa dos parques nacionales -el Lanín y el Nahuel Huapi- y en el que se abren paso siete hermosos espejos de agua, entre otros tesoros naturales.

El lago Machónico, dentro del Parque Nacional Lanín. (Foto: Turismo Neuquén)
El lago Machónico, dentro del Parque Nacional Lanín. (Foto: Turismo Neuquén)

Podpes hacer la travesía durante el día, a través del circuito de miradores, o bien pernoctar en alguno de los lagos, una experiencia recomendable para acceder a sus playas, realizar caminatas o conocer alguna cascada.

Lee también: San Martín de los Andes: encantos sureños a la vista

Cómo es el recorrido de la Ruta de los Siete Lagos

Si iniciás el circuito desde Villa La Angostura, el primero que te recibe es el lago Espejo. Ahí podés detenerte en un mirador o en la playa del camping libre para descansar o bañarte en el lago. Desde este punto también está la opción de caminar dos horas hasta una playa del lago Correntoso.

Siguiendo por la ruta te encontrás con ese lago, desde donde podés hacer un trekking de una hora hasta la cascada Ñivinco. Le sigue el lago Escondido que, como su nombre lo indica, es difícil de ver desde el mirador por los coihues y la frondosa vegetación que lo rodea.

El lago Escondido, rodeado de vegetación. (Foto: Turismo Neuquén)
El lago Escondido, rodeado de vegetación. (Foto: Turismo Neuquén)

El siguiente parador regala dos postales: de un lado, el lago Villarino, y al frente, el lago Falkner. A dos kilómetros de distancia aparece la cascada Vuliñanco, que también puede verse desde un mirador y es la última parada de lo que corresponde al Parque Nacional Nahuel Huapi.

Lee también: Villa La Angostura: kayak de verano por el lago Nahuel Huapi

Siguiendo por la Ruta 40, y ya como parte del Parque Nacional Lanín, se encuentra el lago Machónico y finalmente el lago Lácar, que da la bienvenida a San Martín de los Andes.

Teniendo en cuenta el espléndido lago Nahuel Huapi, que sería el punto de partida, más los posibles lagos alternativos que se encuentran a pocos kilómetros de la ruta por el mismo camino, el nombre “Siete Lagos” le queda corto a este generoso circuito.