Uno de cada cuatro viajeros argentinos extraña quemarse con la arena descalzo

Quemarse los pies en la arena, un clásico de la playa que algunos añoran. Foto: Leeser / Canva Pro
Quemarse los pies en la arena, un clásico de la playa que algunos añoran. Foto: Leeser / Canva Pro

Un estudio realizado por Booking sobre el comportamiento y las preferencias de los viajeros argentinso, reflejó varios datos curiosos sobre lo que más se extraña.

Durante meses, soñar con viajar fue la única opción de muchas personas, ya que gran parte de la vida diaria quedó en pausa. La plataforma Booking.com realizó un estudio mundial para revelar qué es lo que más extraña la comunidad viajera y a qué estaría dispuesta a renunciar con tal de poder priorizar los viajes.

Pese a que los argentinos tienen un fanatismo muy especial por los autos, el 63 por ciento confesó que elegiría hacer un viaje en vez de comprarse un vehículo. Cuando les preguntaron qué les gustaría experimentar este año, el 73 por ciento dijo que prefiere irse de vacaciones antes que encontrar el amor.

Pero el amor por viajar no termina ahí, ya que el 57% preferiría irse de vacaciones antes que conseguir un ascenso en el trabajo, y el 58% elegiría irse de viaje en lugar de tener la posibilidad de cenar con toda la familia, a pesar del poco contacto que pudimos tener con nuestros seres queridos durante tantos meses.

Entre las sensaciones que más extraña la comunidad viajera, no son los grandes destinos sino las pequeñas cosas. "Para el 33% de las personas encuestadas, el "aroma a vacaciones" encabeza la lista, el aire cálido y los perfumes que despiertan nuestros sentidos y nos hacen darnos cuenta de que estamos en un lugar totalmente nuevo".

Sin embargo, la lista también incluye a la ropa y a la compañía. "El 25% de los viajeros argentinos espera impaciente el momento de volver a ponerse la ropa de vacaciones y el 14% de vivir un romance durante un viaje".

No solamente se añoran las cosas lindas, sino los aspectos menos divertidos de los viajes: decepcionarse al probar platos nuevos (28%), tener que hacer tiempo en el aeropuerto esperando para embarcar (20%), y quemarse con la arena cuando está demasiado caliente para caminar con los pies descalzos (24%).

"La comunidad viajera no sólo ansía volver a descubrir platos típicos. Algunos también extrañan la comida del avión (18%) o incluso tener que levantarse en el medio de la noche para tomar un vuelo temprano (14%). El desafío o la emoción de intentar superar las barreras lingüísticas para comunicarse con la población local es otra de las experiencias de viaje que, inesperadamente, extraña el 14% de los argentinos. Un poco más abajo en la lista, están dos experiencias que extrañan al 23% de la comunidad viajera argentina: quemarse tomando sol y tener arena por todos lados después de un día de playa.