Una ruta, dos rutas... todo el esplendor patagónico

La Ruta de la Patagonia Andina. Aquí, el camino de los siete lagos. Foto: La Huella Films / Minturdep
La Ruta de la Patagonia Andina. Aquí, el camino de los siete lagos. Foto: La Huella Films / Minturdep

Elegimos un trayecto de la ruta 40 para aprovechar un viaje patagónico distinto, menos transitado. Se trata de un tramo de apenas un 15 por ciento del total de ese camino emblemático, pero además ofrece un pantallazo otros dos recorridos posibles: las localidades que atravesamos comprenden las rutas naturales de la Argentina (son 17, diagramadas por el Ministerio de Turismo de la Nación para promover los encantos naturales).

Una de ellas es la Ruta de los Desiertos y Volcanes, que incluye además de Neuquén y Mendoza otras provincias como La Rioja, San Juan, Catamarca y La Pampa.

La otra es la Ruta de la Patagonia Andina, con una oferta de lagos, montañas, bosques, cascadas, glaciares y ríos que van también incluyen a Chubut.

En la primera de ellas, sobre el oeste del país, hay desiertos rojos, naranjas y blancos, campos volcánicos, ríos torrentosos que atraviesan imponentes cañones y dunas que recuerdan al Sahara. Todo el camino incluye parques nacionales y provinciales, patrimonios mundiales, yacimientos arqueológicos y paleontológicos únicos y la emblemática “40”.

En nuestro viaje pasamos por el área natural del volcán Domuyo y el parque provincial El Tromen, en el norte de Neuquén, pero hay otros atractivos para descubrir hacia arriba: en Mendoza, la reserva natural Bosques Telteca; el Cañón del Atuel, y las reservas Cerro Negro y La Payunia; en San Juan, el Parque Provincial Ischigualasto - Patrimonio Mundial; en La Rioja, la Cuesta de Miranda, el Parque Nacional Talampaya Patrimonio Mundial y la reserva provincial Los Colorados; y en Catamarca las Dunas de Saujil, Tatón y Medanitos.

Cada uno de estos destinos tienen paisajes extraordinarios, que parecen de otro planeta, por efecto del paso del tiempo y la fuerza de la naturaleza.

Patagonia andina

La Ruta de la Patagonia andina tiene sectores más populares, como “la Ruta de los Siete Lagos” neuquina o el parque Nahuel Huapi que comparten Río Negro y Neuquén.

Pero es tan enorme como casi inabarcable para quienes quieran acampar, hacer trekking, navegar, esquiar o simplemente contemplar el encanto de los paisajes. Comprende cinco parques nacionales y otras reservas naturales, ofrece incontables destinos, circuitos y experiencias para disfrutar la naturaleza a pleno.

Por ejemplo, está el Parque Nacional Lanín, el parque Provincial Copahue, los lagos Aluminé, Moquehue y Volcán Batea Mahuida, el Parque Nacional Los Arrayanes , el Valle del Río Manso, el Área Natural Protegida Río Azul - Lago Escondido o los dos increíbles destinos de Chubut: Parque Nacional Lago Puelo y Parque Nacional Los Alerces Patrimonio Mundial.

Hay muchas opciones para aprovechar la increíble naturaleza del sur argentino.