Una laguna en un volcán extinto en Mendoza

La Laguna del Diamante forma parte de la lista de los reservorios de agua dulce más importantes de Latinoamérica, al alimentar al río Diamante. Además, fue declarada Reserva Hídrica en el año 1994 para resguardar un valioso sector de la Cordillera principal que incluye al volcán Maipo, de 5.323 metros de altura.

Ubicada a 130 kilómetros de la villa de San Carlos y a 230 de la ciudad de Mendoza, alcanza una altitud de 3.300 metros sobre el nivel del mar, y está localizada casi al límite con Chile. Este espejo de agua tiene una profundidad de 70 metros y su lecho es el cráter de un volcán extinto en el centro de una meseta de piedra basáltica.

Entre las actividades recomendadas para los visitantes se destacan la pesca de truchas arcoíris –sólo con permiso–, caminatas y, para los más intrépidos, buceo de altura.

Las visitas tienen un costo de ingreso y se pueden realizar a partir de la segunda quincena de diciembre y hasta la primera semana de marzo, debido a las condiciones climáticas. Además, es recomendable informarse previamente con la Oficina de Turismo de Gobierno Municipal o con Gendarmería Nacional para obtener datos actualizados sobre el estado de los caminos y el clima. Más info.

Los horarios de atención son de 8 a 16 si el visitante ingresa sólo por el día, y de 8 a 18 si pernocta en la laguna. Contacto: informes-anp@mendoza.gov.ar.