Una ciudad centenaria sagrada, en el corazón de Tucumán

Tenía una distribución compleja, con zonas residenciales y defensivas. (Instagram: @tucumanturismo)
Tenía una distribución compleja, con zonas residenciales y defensivas. (Instagram: @tucumanturismo)

Tucumán: El eco de los pueblos originarios que habitaron esta región del país late en la Ciudad Sagrada de los Quilmes.

La Ciudad Sagrada de los Quilmes es un rincón histórico de Tucumán, ubicado en la zona conocida como Valle Calchaquí. Hoy es un sitio arqueológico que celebra y protege el legado del poblado originario, y permite asomarse a cómo era la vida diaria de sus integrantes, cuando ocupaban este territorio provincial hace siglos.

En la antigüedad

Este sitio es uno de los complejos arqueológicos prehispánico más importantes del país. En el siglo 800 d.C ya estaba habitado por los Quilmes, que en ese momento era un pueblo importante que contaba en la zona con unos 3.000 habitantes, sumados a otros 10.000 que se ubicaban en los alrededores del área urbana.

Al día de hoy se pueden observar las construcciones de la ciudad, sus residencias y una fortaleza, ubicada en un sector estratégico, más elevado. En el paisaje árido del monte, Los Quilmes habían logrado crear un refugio con todo lo necesario para mantenerse, además tenían un sistema desarrollado de cosecha, preparación de alimentos y almacenaje de los mismos.

Una historia de resistencia

Este lugar fue un bastión importante de resistencia contra los conquistadores españoles. El pueblo aborigen resistió el avance español por más de 130 años⁣, hasta 1667, cuando fueron finalmente vencidos y sus sobrevivientes fueron trasladados a las cercanías de Buenos Aires. A este sitio arqueológico se suman varios más, que permiten revivir el legado único de la provincia y aprender más sobre las culturas precolombinas que forman parte de su identidad.