Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Un programa de tres misiones turísticas por el Litoral

La ciudad de Posadas y su increíble costanera, las ruinas de San Ignacio y el Parque Temático de la Cruz, son tres lugares que no hay que perderse en un viaje a Misiones.

Por Agustina López (Especial).

Separados por el Paraná, Argentina está de un lado y Paraguay del otro. En el margen izquierdo del río está Posadas, la capital de la provincia de Misiones. Sí, la misma que tiene las Cataratas del Iguazú, pero que además de ofrecer sus increíbles bellezas naturales vale la pena dar una vuelta por su centro cultural, administrativo y comercial. 

Posadas es una ciudad moderna, pero con raíces bien arraigadas a su historia. Es, también, la puerta de entrada a la selva impenetrable misionera, a la ruta de la yerba mate, a las ruinas de pueblos jesuíticos o a las maravillas naturales.

La vida en la capital pasa por su Costanera. En sus más de 10 kilómetros se respira arte, gastronomía, cultura, deportes y entretenimiento. Una buena idea, para hacer de día y al atardecer, es recorrer este paseo costero caminando, corriendo o en bicicleta. La ciudad puso a disposición ecobicis de manera gratuita para turistas, que se encuentran al lado del Centro Multicultural o en la estación de Anfiteatro El Brete.

Imperdibles

Los lugares imperdibles más característicos son: La Bajada Vieja, que es el barrio fundacional, hoy convertido en museo a cielo abierto; el Jardín Botánico, con 11 hectáreas de reserva ecológica; la ex estación de tren frente a un muelle para ingresar más de 60 metros adentro del río; o el emblemático monumento “Andresito”, de 17 metros de alto. ¿Sabían que Posadas tiene un récord Guinness por tener el mural más grande del mundo dibujado a lápiz? Parada obligatoria. 

Si de cascadas se trata, hay dos: una tiene agua real llamada La Cascada, salto artificial con una caída de 15 metros de altura; y otra es una obra de arte, pintada en una escalera por el artista Neumann, mejor conocida como “Cascada Urbana”. Punto favorito de los instagramers.

A la noche, la movida es de bares, discotecas y casino. Holy y Rustic Beer Bar son buenas opciones para comer algo rápido acompañado de cerveza artesanal y con vistas al río.

Otro atractivo, por su cercanía con Paraguay, es el puente San Roque González de Santa Cruz (hoy tiene cerrado el paso por la pandemia), que está sobre el río Paraná, y que en 580 metros la conecta con Encarnación, ciudad que está en la otra orilla y que se observa siempre desde la Costanera.

Posadas tiene dos playas que funcionan como punto de encuentro: El Brete y Miguel Lanús. Aparte de la arena protagonista, abundan los food trucks, juegos para niños y se ofrece el alquiler de equipos para actividades acuáticas como kayak, stand up paddle y velero.

En tierra de yerba, si se quiere visitar un museo está el Municipal de Artes, también llamado el "Palacio del Mate".

Doble escapada

La provincia de Misiones lleva su nombre por las misiones jesuíticas, y para adentrarse más en la historia de esta tierra colorada se pueden visitar, muy cerca de Posadas, dos de ellas: la Misión Jesuítica Guaraní Nuestra Señora de Santa Ana y la Misión Jesuítica de San Ignacio Miní.

Ambas fueron declaradas Patrimonio Universal de la Humanidad por la Unesco, pero San Ignacio Miní es la más grande y mejor conservada. Ubicada a 60 kilómetros de Posadas, se trata de un paseo histórico por lo que quedó en pie de la misión de los siglos XVII y XVIII. En 1696, sacerdotes que escaparon de Brasil se asentaron en tierras misioneras para evangelizar guaraníes. En 1817 fueron embestidos por paraguayos: las puertas rojizas del templo, conservadas y restauradas en 1940, son imponentes y es la foto más buscada.

Otro paseo cerca de la capital, entre San Ignacio y Posadas, está en medio del monte nativo y es un predio de 57,5 hectáreas llamado Parque Temático de la Cruz. 

Una cruz metálica de 82 metros de altura es la gran protagonista. Se puede subir a sus brazos por un ascensor para tener vistas panorámicas. Además, se puede hacer senderismo entre árboles autóctonos y mariposas revoloteando por doquier. Tiene una propuesta gastronómica para probar platos típicos: “Santanero”.

Datos útiles

Cómo llegar a Posadas. En auto, por la Ruta Nacional 12, y por la Ruta Nacional 105. En avión, con dos frecuencias diarias desde Buenos Aires al Aeropuerto Internacional Libertador General José de San Martín, a 10 kilómetros del centro

Dónde comer. En Costanera de Posadas: Holy (hamburguesas y pizzas desde $490) y Rustic Beer Bar (milanesa desde $490, hamburguesas desde $250).

Dónde dormir. Hotel Continental se encuentra frente a la plaza 9 de Julio, desde $5.500 la noche en base doble con desayuno. La Misión, a las afueras del centro, desde $4.500 la noche en base doble con desayuno.

Ingreso a Misiones Jesuíticas San Ignacio Miní. General para argentinos, $260; misioneros $50, jubilados $130, menores de 6 y personas con discapacidad, sin cargo. Incluye ingreso al museo y guía.

Ingreso al Parque Temático de la Cruz. General para argentinos, $200; misioneros, $80; de 6 a 12 años, $30; jubilados nacionales, $80; menores de 6 y personas con discapacidad, sin cargo. Acceso a los brazos de la Cruz: general, $100; menores de 10 años, sin cargo.

2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.