Tres cascaditas de Argentina que seguro no conocías

Los senderos patagónicos llevan a varios saltos. (Villa La Angostura)
Los senderos patagónicos llevan a varios saltos. (Villa La Angostura)

Saltos de agua poco conocidos en el país. Paisajes únicos y alejados de las multitudes para anotar en la lista de pendientes.

Las cascaditas y vertientes tienen un marco casi mágico y regalan vistas imperdibles. En el país hay muchas en todos sus formatos (de cataratas a pequeñas caídas de agua). Acá te contamos sobre estos tres rincones menos conocidos que probablemente no sabías que existían.

Cascada de los vencejos

Merlo es uno de los lugares más lindos y visitados de San Luis. Uno de los espacios que guarda es esta cascadita que se abre paso en la roca que cavó a lo largo de los años. Su nombre es una referencia a las aves que habitan cerca del salto. Se trata de un refugio prácticamente virgen y de difícil acceso, reservado a los más deportistas.

Mallín Ahogado

Este curioso nombre es el de una cascada de El Bolsón, en plena Patagonia. Forma parte de una reserva y es un espacio rodeado de vegetación nativa. El agua se desplaza por dos escalones grandes y llega a una altura total de más de 20 metros, para luego caer a un pozo en la piedra.

El Circuito de Mallín Ahogado comienza a unos tres kilómetros del centro de El Bolsón. Dato: tiempo atrás se aprovechó su desnivel para instalar una pequeña estación hidroeléctrica.

Cascada Inacayal

Forma parte de un circuito de trekking de Villa La Angostura en la provincia de Neuquén, que pasa por el Mirador Belvedere, un balcón natural con vista al lago Nahuel Huapi. Este mirador es el punto de referencia para empezar el camino de montaña, entre árboles nativos que lleva a esta cascada.

Temas Relacionados