Termas de Copahue: bienestar al pie de la cordillera

Ubicadas en Neuquén, están entre las tres mejores del mundo. Aguas termales, fangos, vapores y algas son utilizados en diversos tratamientos.

El turismo de salud viene cobrando fuerza en Argentina y un claro ejemplo del fenómeno aparece en Copahue, Neuquén. Su nombre proviene del mapuche y significa "lugar de azufre". Allí, a los pies de la cordillera se encuentran las Termas de Copahue, consideradas como una de las tres mejores del mundo en calidad y variedad.

Este espacio cuenta con diferentes recursos minerales, todos nacidos de la misma fuente:

• Aguas: emergen desde la tierra y tienen un beneficio directo sobre la salud. La mayoría registra una temperatura mayor en 4° C a la temperatura media de la tierra.

• Fangos: pueden ser utilizados con fines cosmiátricos y terapéuticos. Contienen minerales recomendados para casos de patologías osteorticulares.

• Vapores: son para programas terapéuticos relacionados principalmente con problemas respiratorios, aunque también pueden ser usados con fines cosmiátricos.

• Algas: el centro dispone de más de 34 tipos de algas, que brindan al organismo nutrientes y minerales. Son muy utilizadas en cosmiatría y dermatología.

Copahue ofrece una gran cantidad de circuitos termales para diferentes tratamientos. Todos los minerales son naturales y tienen origen volcánico, un rasgo difícil de encontrar. El hierro, el cloro, el sulfato, el calcio, el bicarbonato, el sodio y el azufre, componentes que nuestro cuerpo necesita, son incorporados a través de estas técnicas.

Para que esto sea posible, las termas cuentan con un gran equipo médico que asesora a los visitantes sobre el programa más adecuado para inscribirse. En definitiva, se trata de un lugar pensado para que sus visitantes disfruten y se relajen en la comodidad de sus instalaciones.