Senderismo, la forma más amigable de recorrer el Parque Nacional El Palmar

Los senderos están habilitados los 365 días del año. (Administración de Parques Nacionales)
Los senderos están habilitados los 365 días del año. (Administración de Parques Nacionales)

No hay mejor forma de entrar en contacto directo con la naturaleza que haciendo senderismo. En el caso del Parque Nacional El Palmar, que se puede conocer desde la ciudad de Colón (Entre Ríos), son cinco los circuitos habilitados para que los visitantes conozcan la diversidad de flora y fauna que convive en sus 8.213 hectáreas.

El sendero más típico es el del mirador La Glorieta. Tiene una extensión de mil metros y forma circular, es decir que arranca y termina en el mismo lugar. Desde el mirador a orillas del arroyo Palmar se dimensiona el tamaño del parque y la cantidad de palmeras que lo habitan.

También está el sendero del Mirador del Palmar, que se desvía seis kilómetros del camino principal, rumbo al arroyo Palmar. En este camino se imponen postales de frondosas arboledas y un espejo de agua marrón que serpentea las costas.

El sendero El Mollar, en tanto, se extiende por 1.400 metros y se vincula por un pequeño camino con el arroyo Los Loros. Aquí se puede abordar la problemática de la convivencia entre la flora nativa y las plantas exóticas e invasoras que se incorporaron a la región.

Por otra parte, el Sendero del Yatay es un trayecto de 600 metros que centra su interés en la especie más destacada del parque: la palmera yatay (puede llegar a vivir entre 200 y 400 años y alcanzar los 12 metros de altura). Este recorrido comienza y culmina en el sendero de La Glorieta.

Finalmente, el sendero de Ruinas Históricas conduce a los caminantes entre la intendencia y el sitio histórico, que no es ni más ni menos que un conjunto de ruinas contemporáneas a las jesuíticas de San Ignacio.

Los que se vienen

Desde el parque se está trabajando para inaugurar en el corto plazo un sexto circuito, el Sendero de la Selva. Sería más largo que los otros, con cuatro kilómetros y medio de longitud y un recorrido que bordearía la costa del río Uruguay.

Además, se proyecta a mediano plazo recuperar el antiguo Sendero del Pastizal, que cuenta con una extensión de siete kilómetros y medio y que fue cerrado tiempo atrás porque mucha gente se perdía. Ahora se baraja la idea de reinaugurarlo con guías habilitados obligatorios.

  • Parque Nacional Mburucuyá, un santuario de la naturaleza

Datos útiles

Cada recorrido está bien delimitado y cuenta con cartelería interpretativa. Los senderos están habilitados los 365 días del año, de 7 a 20 en primavera y verano y hasta las 19 el resto del año. El parque abre hasta las 23 y tiene proveeduría, restaurante, camping y servicios de bicicletas y canoas. También se pueden contratar guías para las excursiones.

Las caminatas no requieren más que botellitas de agua y ropa liviana, protector solar y gorro. Más información en los sitios web de la Dirección de Turismo Municipal de Colón y de la Intendencia del Parque Nacional El Palmar.