Semana Santa en Buenos Aires

Los imperdibles del emblemático barrio porteño de Recoleta.
Los imperdibles del emblemático barrio porteño de Recoleta.

El tradicional barrio porteño de Recoleta es uno de los puntos de mayor atracción que ostenta la Ciudad de Buenos Aires. No solo por el aspecto europeo de su estilo arquitectónico, sus edificios, sus calles y sus atractivos turísticos, esta zona de la capital cosmopolita es una de las más elegidas por los visitantes a la hora de alojarse.

Desde hace un tiempo, el barrio se convirtió en un polo cultural, con propuestas de diferentes tipos, lo que lo convierte en un lugar ideal para hospedarse y, desde allí, poder visitar toda la ciudad.

Datos útiles: información para visitar Buenos Aires

El hotel Recoleta Grand, situado muy cerca de la plaza Vicente López, es una opción ideal para alojarse y disfrutar de Semana Santa en la Ciudad. En sus instalaciones, funciona también Club 31, el punto gastronómico del hotel con una cocina internacional destacada, dentro de un ambiente relajado y confortable.

Además, en su terraza se encuentra la única piscina a cielo abierto de la zona. En el mismo piso, posee la comodidad de solárium, fitness y el Floralis Spa. No solamente los que se hospedan pueden disfrutarla, sino que está abierta para estadías de un día o membresía mensual que incluye el acceso al fitness, spa y promoción sobre los tratamientos de belleza.

Los imperdibles de Recoleta

Recoleta ofrece muchas cosas para hacer y experimentar. Allí se encuentran muchos de los edificios más elegantes, de estilo europeo, de Buenos Aires. Pese a eso, cuenta con enormes parques y espacios verdes y la vida nocturna es prometedora.

Una de las paradas obligadas es el Cementerio de Recoleta, uno de los sitios porteños nominados para convertirse en Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Más de 90 de sus bóvedas ya fueron declaradas Monumento Histórico Nacional y es el camposanto más visitado de la ciudad por sus numerosos e imponentes mausoleos pertenecientes a muchos de los principales protagonistas de la historia argentina.

Te puede interesar: curiosidades del Cementerio de Recoleta 

La Iglesia Nuestra Señora del Pilar es otro imperdible del emblemático barrio. Fue inaugurada en 1732 y declarada Monumento Histórico Nacional en 1942. Aún conserva sus majestuosos retablos, imaginería y ornamentos originales.

El Ateneo Grand Splendid también está en la lista. Esta librería se empezó a construir en 1917 y se inauguró dos años después. Su espléndida fachada Art Decó, con interior neoclásico renacentista, logró sortear la picota y reconvertirse para formar parte del itinerario de turismo cultural porteño a nivel internacional. Fue considerada como la librería más hermosa del mundo por la reconocida revista internacional National Geographic.

Para leer más: la librería más linda del mundo 

El Parque Carlos Thays es uno de los tantos espacios verdes que hay en el barrio. El sitio, de aproximadamente 4.500 m2, fue bautizado en honor al arquitecto y paisajista francés Carlos Thays. En este predio funcionaba el antiguo parque de diversiones Italpark, cerrado en 1990.

También no se puede dejar de visitar la Floralis Genérica, una escultura realizada en acero inoxidable y aluminio que pesa 18 toneladas y mide de 20 metros de alto, instalada en la plaza Naciones Unidas. Es la primera escultura en movimiento controlada por un sistema hidráulico y células fotoeléctricas.