Rosario, una ciudad para divertirse en familia

Para estas vacaciones de invierno, la Cuna de la Bandera propone disfrutar del destino aprovechando su variedad de espacios innovadores y divertidos para llevar a los más chicos.

SANTA FE. Ya son un clásico las propuestas del Tríptico, integrado por La Isla de los Inventos, El Jardín de los Niños y La Granja de la Infancia, tres espacios que durante el receso invernal cobran ritmo con una agenda especial de shows y actividades.

Otra singular propuesta es el centro cultural Plataforma Lavardén y su mágica Galería de los Roperos. A lo largo de un pasillo, las puertas de antiguos roperos pueden abrirse para encontrar un club de barrio, una particular sala de lectura, una sastrería teatral, una sala para recostarse sobre almohadas y un pequeño carrusel.

Para llevar a los chicos también son imperdibles el Acuario Río Paraná, el Complejo Astronómico Municipal, el Museo de los Niños, el Museo de Ciencias Naturales Ángel Gallardo y La Ciudad de los Niños.

Además, en días soleados, siempre es una buena elección disfrutar de distintos parques con juegos al aire libre, incluyendo los carruseles que han perdurado en varios espacios verdes de la ciudad y siguen renovando recuerdos que se transmiten de padres a hijos.

En los últimos dos años, varias obras de importancia cambiaron la faz turística de Rosario, abriendo espacios que hoy renuevan los motivos para visitar la ciudad. En tanto, está llegando a su fin uno de los proyectos de interés turístico más esperados: el Museo del Deporte, una moderna construcción que ya se erige en la zona sur rosarina.