Región de Ansenuza, la nueva reina de la provincia de Córdoba

Flamencos en Miramar
Flamencos en Miramar

Con media sanción para el nuevo Parque Nacional, es una de las regiones de mayor crecimiento turístico.

Por primera vez en Argentina, la creación de un Parque Nacional va más allá de preservar los paisajes naturales, ecosistemas o la biodiversidad.

Que Mar Chiquita sea la quinta laguna de sal más grande del mundo y que allí convivan más de 380 especies, en realidad representa la oportunidad de trabajar toda una región como un destino de turismo sustentable.

El parque nacional suma a Miramar de Ansenuza, hasta ahora la única ciudad turística asentada a orillas de la mar, a La Para, Marull, Balnearia, Brinkman o Morteros. Estas localidades con marcado perfil agrario, promoverán también sus propios atractivos culturales y naturales.

Flamencos en la Laguna Mar Chiquita. (Foto: Comunicación Legislatura de Córdoba)
Flamencos en la Laguna Mar Chiquita. (Foto: Comunicación Legislatura de Córdoba)

El espíritu de este Parque Nacional en la Región de Ansenuza, no sólo es proteger la increíble biodiversidad faunística de la región, sino preservando las identidades de las poblaciones cercanas y transformar la economía regional a través del desarrollo del turismo sustentable.

Laguna Mar Chiquita, un espejo de agua salada lleno de vida

Quienes aman a la naturaleza encuentran a lo largo y a lo ancho de 6.000 kilómetros cuadrados, paisajes costeros increíbles, paseos por las costas y el acceso privilegiado a cientos de miradores naturales para el avistaje de aves.

Tres diferentes especies de flamencos tiñen de rosa el paisaje y muchas veces se puede atestiguar el fenómeno migratorio de millones de aves que viajan desde la Patagonia Sur hasta Alaska o el ártico canadiense y haciendo una escala obligada en la Mar Chiquita.

La costa de la laguna desde el Hotel Viena en Miramar. (Foto: Daniel Santos)
La costa de la laguna desde el Hotel Viena en Miramar. (Foto: Daniel Santos)

La laguna puede ser aprovechada desde sus costas y playas durante todo el año. Pero también existe la posibilidad de realizar paseos acuáticos en lanchas y gomones u organizar travesías de pesca. Una sugerencia especial es realizar la excursión hasta la isla El Mistolar.

En Miramar se pueden usar embarcaciones propias o alquilarlas en los locales que prestan el servicio completo con guía.

Miramar de Ansenuza, enamorada del mar

Ubicada a 200 kilómetros de la ciudad de Córdoba, y a 275 kilómetros de la ciudad de Santa Fe, es conocida por ser el único pueblo ribereño de la Laguna Mar Chiquita, un paraíso para el avistaje de aves, los deportes náuticos, la gastronomía y los atardeceres de colores vibrantes.

Más allá de la laguna, la propuesta cultural incluye varios museos.

El Hotel Viena en Miramar. (Foto: Daniel Santos)
El Hotel Viena en Miramar. (Foto: Daniel Santos)

El Museo de Ciencias Naturales Aníbal Montes, permite conocer los orígenes de la laguna desde su mirada geológica. El Museo de fotografía Dante Marchetti, desde la perspectiva de la historia del pueblo. Se suma la Capilla Museo San Antonio, primer capilla croata de la provincia, y el Museo Hotel Viena, uno de los más visitados por su pasado alemán y algunas leyendas de fantasmas.

Existen múltiples opciones de alojamiento para todos los presupuestos y las propuestas gastronómicas pueden sorprender a más de uno: La estrella de la ciudad es la “carne de nutria”, preparada en escabeche, a la vinagreta o al vino. Un plato obligado y distinto.

La Para, La Paquita o Marull, buscando potenciar sus riquezas

El Museo Remembranza de La Paquita y el Museo Municipal de Marull se han sumado al programa de Arqueología Pública de la UNC y a través de los relatos y los saberes locales pudo conocer el modo de vida de los pueblos originarios que habitaron la región antes de la llegada del español.

Marull conjuga cómodos remansos a orillas del río Xanaes (Segundo), con las excursiones a la Playa Grande y un perfil gastronómico cada vez más preponderante. Dado su perfil agropecuario los chacinados caseros, productos de panificación, escabeches, quesos y una amplia carta de vinos son protagonistas:

Tip: Se dice que la localidad alberga a los asadores más renombrados, no importa si son hombres o mujeres. Desde hace años, cada mes de septiembre el Certamen Nacional de Mujeres Asadoras, desafían el mito de que el asado es cuestión de hombres.

Temas Relacionados