Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

Razones para conocer el Parque Nacional Talampaya

Formaciones geológicas, restos paleontológicos, paisajes de ensueño, son algunos de los motivos para programar una visita a este patrimonio de la humanidad. El turismo comenzó recién en la década de 1980.

Por Redacción Voy de Viaje y Agencia Télam.

En La Rioja, el parque nacional Talampaya es uno de los lugares más maravillosos de la Argentina, con la arqueológica y paleontológica en sus más de 200 mil hectáreas.

Junto al parque provincial de Ischigualasto, en San Juan y a 75 kilómetros de distancia, forman una zona digna de descubrir, que fueron declaradas por Unesco como Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad, en el año 2000.

Cañadones, altos paredones, serranías, forman parte de paisajes increíbles que son el resultado de movimientos tectónicos milenarios, sumados a la erosión del agua y el viento.

Parece increíble que la difusión como maravilla natural del lugar tenga menos de 50 años: recién en 1977, el periodista e investigador Federico Kirbus comenzó a publicar artículos ilustrados de las formaciones de Talampaya e Ischigualasto, lo que dio inicio a la actividad turística. 

Qué hacer

El parque ofrece una amplia gama de excursiones en vehículos, en bicicletas o caminatas, y más travesía con luna llena, siempre en compañía de guías habilitados. Además, hay senderos autoguiados para recorrer caminando. Entre los sitios más visitados están el Cañón de Talampaya, Los Cajones, la Quebrada Don Eduardo, el Gran Mirador, la Ciudad Perdida y el Cañón de Arco Iris.

En el lugar está permitido acampar, y para recorrerlo se recomienda usar ropa cómoda y calzado adecuado, protector solar y sombrero o gorra, llevar agua y alimentos livianos y bolsa para sus residuos.

La temperatura, en días de verano, puede llegar a los 50º, y también es tiempo de fuertes lluvias.

Jarillas, cactus, retamos, algarrobos, y molles de beber, son algunas de las plantas típicas del lugar, mientras que los animales que se adaptaron a ese clima desértico son los zorros de monte, guanacos, maras, tortugas terrestres y lagartijas. Por supuesto, el cóndor, el suri cordillerano, el halcón peregrino y la chuña de patas negras.

El lugar cuenta con numerosos restos fósiles, y hasta se hallaron en el lugar restos de una especie considerada un predinosaurio, el Lagosuchus talampayensis, de unos 30 centímetros de longitud.

La sede administrativa está en avenida Nicolás Dávila, entre calle San Martín e Ingeniero Lorenz, Villa Unión, La Rioja. Teléfono: 03825-470356. Correo electrónico: talampaya@apn.gob.ar

2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.