¿Qué son los “baños de bosques”? Una tendencia que crece en Chile y en Argentina

Qué son los "baños de bosque" y dónde se pueden realizar en Chile y Argentina. (Foto: Chile.travel)
Qué son los "baños de bosque" y dónde se pueden realizar en Chile y Argentina. (Foto: Chile.travel)

Siguiendo una práctica milenaria japonesa, cada vez más se busca vivir esta experiencia. Destacamos algunos lugares posibles para probar un modo distinto de conectar con lo natural.

No se trata de una experiencia de camping en la naturaleza donde, muchas veces, el bosque oficia de baño. Bromas aparte, se trata de una nueva modalidad de turismo en la naturaleza.

En realidad, de nuevo tiene sólo el nombre, ya que los baños de bosques, dicen, se inspiran en una práctica milenaria de origen japonés (Shinrin Yoku). Y ya sabemos que la cultura japonesa siempre aboga por la conexión con lo natural y, en especial, con los bosques.

Qué son los "baños de bosque" y dónde se pueden realizar en Chile y Argentina. Parque Nacional Los Alerces (Foto: Argentina.gob.ar)
Qué son los "baños de bosque" y dónde se pueden realizar en Chile y Argentina. Parque Nacional Los Alerces (Foto: Argentina.gob.ar)

Descansar. Cerrar los ojos. Respirar profundamente. Conectarse con el cuerpo y con la mente. Dejar volar la imaginación para pensar en nuevos mundos posibles. Observar y escuchar con atención el mundo que te rodea. Es más que una teoría zen.

Dicen algunos estudios científicos que los bosques y, en especial algunos árboles, ayudan a mejorar nuestro estado de salud físico y mental. Parece ser que liberan una sustancia llamada fitoncidas que penetra en los pulmones y la piel de las personas.

Es la misma sustancia con la que los árboles se cuidan de los insectos u hongos. Pero en los humanos, los fitoncidas ayudan a normalizar el ritmo cardíaco y la presión arterial; reducen los niveles de hormonas del estrés y los marcadores de ansiedad, ira, fatiga y confusión.

Casi suena mejor que ir al médico, y con efecto mucho más duradero.

Grounding, Pachamama y la Ñuke Mapu

También conocidos como “baños de naturaleza”, en la experiencia se suele complementar con el “grounding”, invitación a conectarse con la Tierra pero con los pies descalzos.

Grounding, entonces, se vincula con la cosmovisión originaria de la Madre Tierra: Pachamama para los pueblos andinos del norte, Ñuke Mapu para los del sur y la región araucana.

Qué son los "baños de bosque" y dónde se pueden realizar en Chile y Argentina. (Foto: Chile.travel)
Qué son los "baños de bosque" y dónde se pueden realizar en Chile y Argentina. (Foto: Chile.travel)

¿Dónde tomar los baños de bosques en Chile? El país vecino cuenta con un centenar de áreas silvestres protegidas y 41 son parques nacionales.

Sugerimos el Parque Nacional Puyehue, que integra la Reserva de la Biosfera Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes. Aquí predomina el exuberante bosque húmedo siempreverde.

En los lugares más bajos se encuentra el bosque de ulmo y coihue acompañado de olivillo y tineo. Es muy abundante en arbustos, lianas, helechos, musgos y líquenes, que dan origen a una gran riqueza florística.

¿Y en la Argentina?

Argentina fue pionera en crear áreas protegidas y parques nacionales en América del Sur. Nuestros parques patagónicos son especiales para los baños de bosques. Sin embargo, algo muy especial se siente al estar en contacto con árboles de 2000 o 3000 años de edad.

Qué son los "baños de bosque" y dónde se pueden realizar en Chile y Argentina. Parque Nacional Los Alerces (Foto: Argentina.gob.ar)
Qué son los "baños de bosque" y dónde se pueden realizar en Chile y Argentina. Parque Nacional Los Alerces (Foto: Argentina.gob.ar)

Esta experiencia única se encuentra en Parque Nacional Los Alerces en Chubut. Aquí la cordillera está llena de lagos y ventisqueros. Y es del lado argentino donde está la mayor porción de selva valdiviana. En sus frondosos y añosos bosques hay caña arrayán, coihue y alerces.

Sobre el brazo norte del lago Menéndez está el alerzal más longevo. Uno de sus individuos tiene casi 60 metros de altura, más de 2,20 metros de diámetro y 2.600 años.

Tomar un “baño de bosques”

Tras plantearse el objetivo de conectarse con la naturaleza y con uno mismo, es importante seguir las típicas recomendaciones de llevar ropa cómoda, mapas y un celular que se mantiene apagado y guardado durante la experiencia. Llevarlo es sólo una medida de precaución.

Una vez en marcha, hay respirar para empezar y seguir. Calma la mente respirar conscientemente para oxigenarse y aspirar los fitoncidas.

Desplazarse al ritmo de la respiración hasta encontrar un lugar que te atraiga, activa los sentidos. Escuchar al viento, oler aromas, sentir la energía del entorno... los insectos, el musgo, las aves, todo es vida.

Contemplar y conectar destinando el tiempo necesario. Hay que permitir que aflore la emoción o la creatividad. Se puede cantar, bailar o dibujar, siempre y cuando no queden rastros de tu actividad en el ambiente.

Lo mejor después de un “baño de bosques” es una infusión caliente.

Temas Relacionados