buscar

Tres destinos con aguas termales en Argentina a puro relax

Aguas termales. Donde la paz y la relajación abundan y las preocupaciones se van con el vapor. (Gentileza: Turismo Termas de Río Hondo)
Aguas termales. Donde la paz y la relajación abundan y las preocupaciones se van con el vapor. (Gentileza: Turismo Termas de Río Hondo)

A lo largo del país hay distintos complejos termales para relajarse, disfrutar y aprovechar de sus propiedades curativas.

Los complejos de aguas termales son ideales para quienes buscan recuperar salud y bienestar, pero también resultan una excelente opción para quienes pretenden relajarse y regalarse un mimo.

Las aguas termales son piletas naturales de agua caliente, conocidas por sus propiedades sanadoras y curativas. Actualmente, también se las busca como spas para pasar un día de relajación y paz.

A lo largo de todo el país hay distintos lugares para disfrutar de las aguas termales, te recomendamos tres para que tengas en cuenta.

Termas de Río Hondo, Santiago del Estero

Probablemente las más famosas del país se encuentran a orillas del Río Dulce, sobre napas ricas en sales y minerales.

En este destino, conocido como la Ciudad del Spa en Argentina, las aguas termales brotan de casi cualquier punto y cuenta con una gran capacidad hotelera que combina salud y recreación en sus propuestas.

Termas de Cacheuta, Mendoza

Sus piscinas de piedra volcánica se combinan con el increíble paisaje de la Precordillera de los Andes, lo que lo convierte en uno de los complejos más bellos del país.

El agua termal de Cacheuta se origina del deshielo producido en las altas montañas y tiene un alto grado de minerales con efectos terapéuticos.

El complejo ofrece piscinas, juegos para niños y un exclusivo hotel y spa para quienes deseen alojarse.

Termas de Fiambalá, Catamarca

Se encuentran inmersas en un maravilloso entorno, en una quebrada rodeada de las sierras catamarqueñas.

Este hermoso complejo está ubicado a 1.929 metros sobre el nivel del mar y cuenta con 14 piletas de entre 28°C y 51°C, bar y restaurante con terraza.

El nombre Fiambalá significa “agua que penetra en la montaña”, según en la lengua de los pueblos originarios.

Por sus propiedades minerales, están muy recomendadas para curar diversas enfermedades, como artritis, psoriasis y reumatismos; o simplemente para tener momentos de relajación y paz en un entorno natural único.

Te puede interesar:

Temas Relacionados