Puerto Madryn, ciudad para todos los gustos

El perfil urbano de Puerto Madryn visto desde el mar. La ciudad, como base de operaciones, para recorrer los circuitos aledaños.
El perfil urbano de Puerto Madryn visto desde el mar. La ciudad, como base de operaciones, para recorrer los circuitos aledaños.

En los últimos años incorporó una oferta de atracciones para el visitante que permite satisfacer todos los gustos.

Puerto Madryn es un centro turístico que crece a ritmo sostenido. En los últimos años incorporó una oferta de atracciones para el visitante que permite satisfacer todos los gustos.

En el rubro hotelería tiene establecimientos tradicionales y modernos; cabañas y otras alternativas que junto a una refinada cultura gastronómica hacen de la ciudad un apreciado destino.

Los restaurantes crecieron en número y en la calidad de sus platos, cuya elaboración responde en gran parte a la labor del chef Gustavo Rapretti, “nacido y criado” en Puerto Madryn. En este contexto, desde hace siete años se realiza “Madryn al plato” un encuentro gastronómico del que participan cocineros de todo el país, invitados especiales y todos aquellos que quieren aprender.

La última edición se inició el mes pasado y se extenderá hasta el 31 de este mes. En las jornadas inaugurales la reunión contó con la participación de figuras como Dolly Irigoyen, Osvaldo Gross, Borja Blázquez, Ezequiel Gallardo, cocineros patagónicos e invitados de otras provincias. A las clases magistrales de estas figuras asistieron más de 400 personas.

A la vez, durante estos días, el circuito gastronómico reúne nada menos que a 40 restaurantes en los cuales se realizan presentaciones, degustaciones y otros eventos para los paladares más exigentes.

Además de capacitar a sus pares en el arte culinario con el concurso de especialistas de otras latitudes, lo que pretende Rapretti es que la gastronomía sea un atractivo turístico más, al ofrecer en los platos las bondades de la cocina de la región, con mariscos, pescados, cordero patagónico, las frutas finas y vinos del lugar.

Este esfuerzo se nota en cada uno de los “resto” que incluye la oferta gastronómica local.

En Madryn, por la talla de los responsables de esas cocinas, se disfruta de una cocina de alto nivel, acaso similar a la de una gran ciudad.

De igual modo, en la ciudad es posible también frecuentar parrillas, confiterías, bares, pizzerías, pubs, disco y casas de té galés.