Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Parques nacionales

Parques nacionales para visitar en Semana Santa

De norte a sur, de la cordillera al atlántico, nuestro país tiene atractivos para todos los gustos, temperaturas y bolsillos. Cataratas, humedales, desiertos con montañas rojas, árboles milenarios, picos nevados, lagos y glaciares habitan en nuestros parques. Elegimos cinco para disfrutar de una experiencia segura.

Por Mario Rodríguez (Especial).

Si bien la celebración de Semana Santa tiene un profundo origen religioso, también es uno de los momentos del año que desde hace décadas los argentinos eligen para realizar unas mini vacaciones.

Un fin de semana largo, en una de las mejores estaciones del año, siempre resulta tentador para elegir un destino en el mapa y realizar una escapada de unos días. 

Aunque siempre suelen ser buenos planes para tener en cuenta, en el actual contexto sanitario en el que hay que apuntar a lugares naturales increíbles de la Argentina, los parques nacionales en todos los puntos cardinales del país se han vuelto ideales.

En Córdoba, por supuesto, está el Parque Nacional Quebrada del Condorito, pero si tenemos ganas de subir al auto o incluso podemos viajar en avión, hay rincones increíbles que vale la pena visitar al menos una vez en la vida.

Destacamos cinco para programar el próximo feriado largo.

Misiones: Parque Nacional Iguazú

A 17 kilómetros de Puerto Iguazú, es el parque nacional más visitado y uno de los más famosos de la Argentina. Ocupa 67 mil hectáreas destinadas a la preservación de la naturaleza y las cataratas son el atractivo principal. 

A través de senderos y pasarelas elevadas sobre el curso del río, se pueden conocer las 275 cascadas que conforman las Cataratas del Iguazú. La Garganta del Diablo, un abismo de más de 80 metros de altura en forma de “U”, es el salto de agua más importante y se puede llegar hasta él caminando o a bordo del trencito ecológico.

El parque también es el hogar de gran cantidad de animales: los coatíes y los monos caí (o capuchinos) caminan por las barandas de las pasarelas o se descuelgan de los árboles en busca de la “comida fácil” que aportan los turistas (aunque esté estrictamente prohibido). 

De las 450 especies de aves que viven en la zona, los vencejos son los más observados. Se trata de los pájaros que atraviesan volando las columnas de agua de las cataratas, para posarse sobre la pared interior. También es fácil distinguir el tucán grande entre los árboles, por su colorido pico. En las aguas del río, se ven tortugas y yacarés. Si bien son muy difíciles de ver, habitan en el lugar yaguaretés, tapires y osos hormigueros, entre otros.

El costo de la entrada al parque es de $530 pesos, y $300 los menores de 6 a 16 años. Se compra únicamente online en https://ventaweb.apn.gob.ar/

Corrientes: Parque Nacional Iberá

Iberá es uno de los humedales de agua dulce más importantes del mundo y una de las formas de conocerlo es ir hasta la localidad de Carlos Pellegrini, a casi 120 kilómetros de la ciudad correntina de Mercedes. 

El área protegida comprende más de 183.500 hectáreas, donde los circuitos y pasarelas elevadas nos permiten caminar sobre la laguna Iberá y una maraña de plantas semisumergidas, y observar a muy corta distancia gran cantidad de animales: el carpincho, el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas, los yacarés negros y overos y gran cantidad de aves que habitan en el interior o en las márgenes de los esteros. Entre ellas, el chajá, el pato real, varias garzas y cigüeñas, y muchas más, hasta completar las 350 especies de la zona. 

Muy cerca, en una porción de selva, se trazó el Sendero Carayá. Desde allí se escuchan los potentes aullidos del macho dominante de la familia de monos aulladores. Sin dudas, visitar los Esteros del Iberá permite encontrarse con uno de los mejores lugares para ver fauna en la Argentina.

La entrada no tiene costo para visitarlo, pero se recomienda informarse previamente en www.argentina.gob.ar/parquesnacionales/reaperturas/ibera

La Rioja: Parque Nacional Talampaya

Con casi 215.000 hectáreas, este parque riojano cuenta con importantes yacimientos arqueológicos y paleontológicos, y recorrerlo es como regresar al mundo de los dinosaurios.

La excursión clásica dura unas cuatro horas y se realiza a bordo de un camión 4x4 que cuenta con asientos al aire libre, en el techo. 

Durante el recorrido se visitan Los Petroglifos, grabados hechos en las rocas por los antiguos habitantes de la zona; el Jardín Botánico, pequeño oasis de flora autóctona rodeado por paredones de hasta 150 metros de altura, donde se formó una grieta cilíndrica llamada La Chimenea; la Catedral Gótica, donde es imposible abarcar de un solo golpe de vista los inmensos farallones rojizos; y finalmente El Tótem, La Torre y El Monje, extrañas geoformas con más de 40 metros de altura, moldeadas a lo largo de millones de años por la erosión.

Además de las distintas excursiones en camión, se pueden hacer caminatas, recorridos en bici y visitas a la luz de la Luna.

El costo de la entrada al parque es de $230 y $110 los menores de 6 a 12 años. La excursión clásica en camión 4x4 es de $2.000 y $1.000 para los menores. Se recomienda hacer una reserva previa en www.talampaya.com/reservas.

Chubut: Parque Nacional Los Alerces

El 7 de julio de 2017, la Unesco declaró sitio de patrimonio mundial al Parque Nacional Los Alerces de Chubut. (Mario Rodríguez)

Ubicado en el oeste de la provincia de Chubut, abarca más de 260 mil hectáreas, con grandes extensiones de bosques andino-patagónicos, montañas nevadas, lagos, ríos y numerosos senderos de trekking para recorrerlo.

A 24 kilómetros de Trevelin se ingresa a la Portada Centro del parque, donde comienza un circuito que incluye pinturas rupestres y cascadas hasta llegar al Puerto Limonao, sobre el lago Futalaufquen. Desde allí parten las excursiones lacustres del parque.

Muy cerca está la antigua Hostería Futalaufquen, construida por el arquitecto Alejandro Bustillo. Después de algunos kilómetros de caminata, entre matas de rosa mosqueta, zarzamoras, hongos rojos con pintitas blancas y arrayanes retorcidos, se accede a un puente colgante que atraviesa el río Arrayanes y el camino sigue bordeando el río Menéndez, con sus aguas color esmeralda. 

En la zona vive un inmenso coihue que invita a abrazarlo, pero hacen falta más de cuatro brazos para rodearlo por completo. Luego del bosque se llega al puerto Chucao, sobre el lago Menéndez, desde donde parten las embarcaciones hacia el alerzal milenario en donde se encuentra el alerce abuelo con más de 2.600 años, 57 metros de altura y dos metros y medio de diámetro. 

El regreso recorre la costa del lago Verde entre maitenes, cipreses, radales, ñires y lengas.

El costo de la entrada al parque es de 230 pesos y 110 pesos los menores de 6 a 16 años.

Santa Cruz: Parque Nacional Los Glaciares

Situado a 80 kilómetros de la ciudad de El Calafate, el parque fue creado para proteger a los glaciares, el bosque andino-patagónico sobre la cordillera, la estepa patagónica y las especies endémicas de plantas y animales que habitan en las más de 720 mil hectáreas que ocupa esta área protegida, la más grande de Argentina.

El parque ofrece un entorno de montañas, bosques, glaciares, grandes lagos de origen glaciar y una extensa porción de la Cordillera de los Andes, cubierta de hielo y nieve. El glaciar Perito Moreno, su principal atractivo, es una inmensa masa de hielo con cinco kilómetros de ancho y 60 metros de altura, famoso por su facilidad de acceso y el periódico fenómeno de su ruptura sobre las aguas del Lago Argentino.

En el lugar se pueden hacer caminatas sobre el hielo, navegar en kayak o, viajar en un crucero para conocer algunos de los otros glaciares que “habitan” en el parque como el Upsala y el Spegazzini.

El helado paisaje se completa con los imponentes cerros Fitz Roy y Torre, ubicados en El Chaltén, la joven localidad que por sus múltiples opciones para hacer caminatas es considerada la capital nacional del trekking.

El costo de la entrada es de $530 y $260 los menores de 6 a 16 años. Se recomienda hacer una reserva previa en este enlace.

2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.