Ojos de Mar: tres lagunas de color turquesa en medio de la Puna salteña

El agua es transparente y cuatro veces más salada que la del océano. (Celine Frers/Facebook Visit Salta)
El agua es transparente y cuatro veces más salada que la del océano. (Celine Frers/Facebook Visit Salta)

A cinco kilómetros de Tolar Grande espera un paisaje alucinante.

En la Puna salteña, a unos 3.500 metros sobre el nivel del mar, se encuentra el poblado de Tolar Grande, rodeado de salares, montañas y volcanes. En ese paisaje increíble, uno de los lugares que más llaman la atención de los viajeros son los Ojos de Mar.

Se trata de tres lagunas de origen volcánico en medio de un salar blanco, cuyo color varía según la luz del sol entre el turquesa y el verde. Lo que no cambia es la transparencia del agua, que permite ver el fondo, ni su salinidad: se estima que es cuatro veces más salada que la del océano.

Una curiosidad es que un grupo de investigadores del Conicet descubrió en estos pozos de agua estromatolitos vivos, unos microorganismos considerados creadores de ambientes de vida en la Tierra debido a que crean oxígeno a partir de dióxido de carbono por fotosíntesis.

Para evitar la contaminación del ambiente, está prohibido meterse en los Ojos de Mar. Los carteles en el lugar así lo advierten, e invitan a circular con precaución por los alrededores de las lagunas, ya que en el borde el terreno es frágil y quebradizo.

Datos útiles

Los Ojos de Mar se encuentran en la provincia de Salta, a cinco kilómetros de Tolar Grande y a 380 de la ciudad de Salta. En Tolar Grande viven unas 300 personas y existe una red de turismo rural comunitario que ofrece excursiones guiadas, alojamiento y gastronomía.

Si sos fanático de la aventura y de la naturaleza, tené en cuenta este hermoso destino de nuestro país para cuando sea seguro volver a viajar.