Mar del Plata: se puede ser feliz también en invierno

Opciones para visitar Mar del plata en Invierno. (Foto: Turismo Mar del Plata)
Opciones para visitar Mar del plata en Invierno. (Foto: Turismo Mar del Plata)

Caminar al amanecer por el bosque o la playa, recorrer los parques, visitar museos y aprovechar la gastronomía, claves en esta época en la “Perla del Atlántico”.

Para salir de las opciones tradicionales, la bella ciudad de Mar del Plata se prepara para ofrecerse generosamente en forma de vistas panorámicas marinas que te quitan el aire, el pintoresco puerto con su lobería, paseos por el bosque, recorrer los museos y elegir entre más de un centenar de opciones de espectáculos, gastronomía o centros comerciales.

Opciones para visitar Mar del plata en Invierno. (Foto: Turismo Mar del Plata)
Opciones para visitar Mar del plata en Invierno. (Foto: Turismo Mar del Plata)

Eso sí, el abrigo es indispensable, en especial para todas las actividades que se programen para aprovechar el aire libre y las horas del día. La brisa marina trae a la nariz los olores típicos del mar, es antiestrés, pero también se hace sentir en la temperatura corporal.

Por el bosque o la playa al despertar en Mar del Plata

Bosque Peralta Ramos. Rumbo al sur de la ciudad, la ruta regala paisajes marinos, urbanos y rurales cuyos contrastes hacen único a este paseo con innumerables vistas panorámicas.

Opciones para visitar Mar del plata en Invierno. (Foto: Turismo Mar del Plata)
Opciones para visitar Mar del plata en Invierno. (Foto: Turismo Mar del Plata)

En el itinerario costero, especialmente después del Faro se encuentran pequeñas playas rodeadas de vegetación al pie de acantilados. No se pueden evitar los altos en el camino.

Pero la promesa especial se encuentra en medio del bosque y apartada de la ciudad. La Casa del Té o Cabaña del Té te transporta a otro lugar, incluso a otro tiempo, que parece haberse detenido en este bosque.

Opciones para visitar Mar del plata en Invierno. (Foto: Turismo Mar del Plata)
Opciones para visitar Mar del plata en Invierno. (Foto: Turismo Mar del Plata)

La Rambla. Realizar una clásica caminata por la rambla permite admirar el esplendor de la Belle Epoque y los edificios majestuosos del entorno concebidos en una época gloriosa argentina.

También bajar hasta la playa y caminar sobre la arena puede ser equivalente a un gran gimnasio al aire libre y estimular el apetito para coronarlo con un gran desayuno.

¡Del mar a su mesa!

Estar en Mar del Plata y no visitar su pintoresco puerto para almorzar al menos una vez, es imperdonable. La actividad pesquera se realiza todo el año, por lo que los restaurantes del puerto siempre tienen a disposición los peces y frutos de mar más frescos de la Argentina.

A modo de postre se pueden recorrer las instalaciones y si hay tiempo para extender el paseo es muy recomendable visitar la pequeña reserva de lobos marinos del lugar. Sobre todo si el plan se realiza con la familia.

En los espacios verdes de la ciudad

No sólo los 47 kilómetros de playas están disponibles para la práctica de todo tipo de deportes o actividades recreativas. La ciudad cuenta con parques increíbles que prometen cumplir todos los deseos de diversión. El Parque San Martin, El Parque Primavesi o el Parque Camet suelen ser los más elegidos.

Cuando el sol no termine de caer, despedir al día en la playa abrigados por el solcito de invierno, se convierte en un momento ideal para compartir unos ricos mates con deliciosos churros rellenos.

La mágica noche marplatense enciende sus luces

Siempre es un gran plan recorrer las principales zonas comerciales de la ciudad y encontrar laberínticos corredores gastronómicos.

Locales con artículos regionales, las famosas tiendas de tejidos marplatenses y la cartelera de espectáculos, ofrecen alternativas para armar un combo nocturno perfecto.

Una perla marina: el Museo MAR

Opciones para visitar Mar del plata en Invierno. (Foto: Turismo Mar del Plata)
Opciones para visitar Mar del plata en Invierno. (Foto: Turismo Mar del Plata)

Hay que visitar el Museo MAR, con entrada libre y gratuita. Fue Inaugurado en 2013 y es el nuevo polo cultural en la zona norte de la ciudad.

Es uno de los museos más grandes y modernos del país y uno de los pocos diseñados y construidos para tal fin.

Sus 7.000 metros cuadrados se distribuyen en cuatro volúmenes de concreto que incluyen una plaza de acceso, espacios de exposición al aire libre y patio de esculturas.

Temas Relacionados