Mansión soñada: perteneció a una famosa intelectual argentina y es patrimonio de Unesco

Era un punto de encuentro para las personalidades más destacadas de la literatura. (Observatorio Villa Ocampo)
Era un punto de encuentro para las personalidades más destacadas de la literatura. (Observatorio Villa Ocampo)

La Villa Ocampo en Buenos Aires conserva el glamour de su dueña original y es un espacio cultural imperdible.

El año 1890 nacía Victoria Ocampo, una de las escritoras y protagonistas más emblemáticas de la cultura del siglo XX en Argentina. La Villa Ocampo fue construida en 1891 en San Isidro, Buenos Aires, como casa de veraneo para la familia y fue heredada por la escritora en la década de1940. Conocé cómo es.

Un refugio literario

Cuando Victoria se instaló de forma permanente en la casona la recubrió de los objetos que la representaban, como su colección de obras de arte, muebles y fotografías. Uno de los espacios más lindos de la casa es su biblioteca personal, donde guardaba miles de volúmenes, muchos con sus anotaciones al margen y comentarios de autores como Pablo Neruda.

En los salones Victoria organizaba veladas con algunos de los intelectuales más reconocidos de la época. Por allí pasaron desde Federico García Lorca y Saint-Éxupery hasta María Elena Walsh y Borges. En 1973, la escritora donó su casa a la UNESCO para que sea un espacio de “espíritu vivo y creador”, donde se promueva la cultura y el arte.

Los interiores conservados a la perfección se complementan con el coqueto jardín con canteros, senderos, estatuas clásicas entre la vegetación y una fuente central que da la bienvenida a la residencia. Victoria era adepta de la botánica y el paisajismo, además de encargarse la decoración de la casa, se dedicó a diseñar el jardín. La Villa Ocampo se puede visitar los viernes de 12.30 a 18.00 hrs y sábados, domingos y feriados de 10.00 a 19.00, reservando de forma previa en este link.