La magia de los cañones y su tierra roja

El Parque Nacional Talampaya regala visuales casi marcianas. (Mariano Baraldi/ Unsplash)
El Parque Nacional Talampaya regala visuales casi marcianas. (Mariano Baraldi/ Unsplash)

Desde que el mundo es mundo, los movimientos de sus placas tectónicas generan distintos paisajes; montañas, valles, ríos y cañones. Estos últimos son dueños de una visual llamativa e impactante, donde es fácil imaginar cómo era la vida hace miles (incluso millones) de años atrás.

Salteño

Uno de los más lindos es el profundo cañón de la Quebrada de Cafayate, en la provincia de Salta. En sus alrededores, otras formaciones naturales asemejan figuras conocidas, como un sapo, un obelisco y un castillo.

Hogar de dinosaurios

En La Rioja se encuentra el Parque Nacional Talampaya, considerado parte del Patrimonio de la Humanidad, por Unesco. La organización internacional destaca la importancia de los fósiles de antepasados de mamíferos, dinosaurios y plantas, que se encontraron allí e ilustran la evolución del período Triásico.

Esculturas naturales

Las formaciones del Cañón del Atuel, originadas en la era paleozoica, son descriptas como un museo histórico-geológico. Se encuentra en Mendoza y es uno de los lugares más visitados en esta provincia. En cualquiera de estos puntos del país, la vista es de otro mundo.