Lamadrid, la bodega mendocina fundada por un cubano que destaca por su identidad

En #ExperienciaG14, Mayra Tous visita la bodega que fundó Guillermo García Lamadrid, que llegó a Cuyo en busca de un terroir único.

Hace unas semanas, Guarda 14 lanzó sus #ExperienciasG14 para recorrer las principales bodegas mendocinas, cuyanas y argentinas.

En esta ocasión, el turno será de Lamadrid Estate Wines, fundada por Guillermo García Lamadrid, quien llegó de Cuba a Mendoza en el año 2000 en busca de un terroir único para crear grandes vinos. La bodega fue bautizada en honor a su apellido materno: Lamadrid.

La bodega nació en el año 1950, pero comenzó a utilizarse por la familia Lamadrid en 2007, combinando las formas tradicionales con las actuales tecnologías de la enología.

Los viñedos cuentan con una superficie de 102 hectáreas, distribuidas en tres fincas: Lamadrid, La Suiza y Matilde, expresión del terroir de Agrelo y de la alta gama.

Desde sus inicios, la bodega cuenta con el mismo equipo enológico liderado por los hermanos Héctor y Pablo Durigutti, a quienes se sumó posteriormente Angelina Yañez.

Basados en práctica de una viticultura sustentable, todos los vinos de Lamadrid respetan la tradición sin aplicar métodos de filtración, clarificación, ni tampoco estabilización por frío.

Un día para disfrutar

La bodega cuenta con una casona construida originalmente a fines del 1800, reciclada y mantenida en óptimas condiciones para que los visitantes tengan una experiencia inolvidable.

Allí se pueden degustar sus diferentes líneas: Los Bocheros (diseñada y elaborada para consumidores que buscan mantener tradiciones autóctonas, con un toque de modernismo y estilo actual); Begani (un blend de los varietales de Lamadrid, y también de las tres hijas de Guillermo: Beatriz, Gabriela y Nicole) y Las Vertientes (varietales reserva elaborados con uvas de viñedos propios de la zona de Agrelo).

Lamadrid Wines cuenta con profesionales expertos en materia de hospitalidad, encargados de recibir a los turistas para realizar visitas seguidas por degustaciones de las diferentes etiquetas y líneas. Su restaurante se encuentra rodeado de un parque con vegetación autóctona, una huerta orgánica y un viñedo experimental.

Matías Scudeletti, de Lamadrid Wines, destacó entre sus vinos la línea premium, como su gran reserva Malbec o Matilde, vinos en los que “realmente está puesto en valor todo el esfuerzo que se hace en la bodega y también en el viñedo”.