Entre lagos y montañas, por el Parque Nacional Perito Moreno

Hay evidencia humana de hace más de 10.000 años. (Parques Nacionales)
Hay evidencia humana de hace más de 10.000 años. (Parques Nacionales)

En un paisaje aislado y único se encuentra el parque considerado el más agreste de la Patagonia andina. Acá, tres razones para visitarlo.

El Parque Nacional Perito Moreno se encuentra en la Provincia de Santa Cruz. Conocido por su entorno casi virgen y de gran belleza, es uno de los parques nacionales más imponentes de la Patagonia. Hacemos un repaso por las razones que lo vuelven un destino muy instagrameable.

1. El color de sus lagos

El tono de sus espejos de agua varían del turquesa al verde esmeralda, esto se debe a que los mismos tienen origen glaciar. Hay ocho lagos de origen glaciar en total. Un dato curioso ¿Sabías que desaguan hacia océanos diferentes? Siete lo hacen hacia el Pacífico y sólo uno al Océano Atlántico. Si a esto se le suman las cumbres nevadas de fondo, el paisaje es más fotogénico todavía.

2. Sus bosques

En sus más de 142.000 hectáreas, conserva sectores de bosque y estepa. Se pueden recorrer senderos que se adentran entre pinos y ñires. La especie más característica de la zona es la lenga, un árbol de curiosas características: Si bien en los sectores más reparados del viento puede alcanzar los 30 metros de altura, cuando crece en zonas altas y expuestas sólo toma la forma de un arbusto bajo.

3. Su fauna

Entre los habitantes de esta área protegida se cuentan poblaciones de guanacos y huemules, una especie de ciervo de cuerpo robusto y adaptado a la vida en las montañas que fue declarada Monumento Natural Nacional. Entre los predadores más importantes se destacan los pumas y los zorros.