Dos increíbles paisajes argentinos que sorprendieron a Darwin

En su paso por este territorio realizó grandes descubrimientos. (Phys.org)
En su paso por este territorio realizó grandes descubrimientos. (Phys.org)

La lista de descubrimientos de Charles Darwin es extensa y rica. Entre sus exploraciones por el mundo se cuenta una que realizó por distintos puntos de Argentina. En su ruta no todos los destinos le sorprendieron por igual, por ejemplo al Río de la Plata lo describió sin "grandeza ni belleza". Pero hay dos en los que su estadía dio grandes frutos.

Donde descubrió un bosque petrificado

El explorador integró en su paso a Medoza, en lo que actualmente es la Reserva Natural Villavicencio. En sus apuntes escribió: "En la parte central de la cadena, a una altura de 7000 pies, observé en una vertiente denudada algunas columnas tan blancas como la nieve. Eran árboles petrificados". Hoy se sabe que son araucarias petrificadas.

Donde encontró el lugar más aislado del mundo

Así llamó Darwin al impactante escenario de Puerto Deseado. Allí acampó en su expedición por la Patagonia. "No creo haber visto jamás un lugar más alejado del mundo", escribía el naturalista sobre este rincón en la provincia de Santa Cruz. Otro dato: además de su ubicación le impactó la riqueza de su fauna, por lo que apodó al sitio como "la Galápagos Patagónica".