Desde El Filo hasta La Punta, un viaje por San Luis

Aventura, descanso, paisaje, pueblos pintorescos, cultura... San Luis ofrece muchas opciones para los viajeros. 

“Quien no fue llegó hasta El Filo, no pasó por Merlo”, aseguran los habitantes de Villa de Merlo, la ciudad turística más popular de San Luis. A 2.200 metros de altura, El Filo es el límite que divide la provincia con la de Córdoba, en el corazón de las Sierras de los Comechingones.

A 20 kilómetros de Merlo, el camino ascendente y sinuoso es muy pintoresco, con el Mirador del Sol como punto ideal para tomar las mejores fotografías del Valle de Conlara.

En el siglo 21, Merlo se convirtió en uno de los destinos argentinos de mayor crecimiento turístico. Con un micrcolima propio, elogiado en todo el mundo, es un sitio al que llegaron y se instalaron muchas familias de las grandes urbes del país.

A menos de cinco kilómetros del centro de la ciudad se descubre otra de las joyas de este destino puntano: el Algarrobo Abuelo, un árbol antológico que supera los 800 años. Es inevitable una foto aquí y contemplar el paso del tiempo.

La avenida del Sol, El Ojo del Tiempo –reloj solar diseñado por el artista Pérez Celis-, el centro histórico y el arroyo Malos Pasos se alistan entre las principales atracciones.

En tierras puntanas, el principal ingreso es a través de la capital homónima. La plaza Pringles, en el corazón urbano, marca el ritmo de los capitalinos. Este rincón es un buen punto de partida para comenzar a explorar las calles puntanas. Para aquellos que buscan compras de productos típicos, o comer un clásico chivito asado, la peatonal Rivadavia se presta ideal para la ocasión.

Algo retirado de la ciudad se encuentra el complejo Terrazas del Portezuelo, un impresionante conjunto de edificios en el cual se ubica la Casa de Gobierno. Esta increíble obra arquitectónica, inaugurada en 2010 para celebrar el Bicentenario de la Revolución de Mayo, se destaca por ser una construcción de materiales ecológicos y por ser súper luminosa.

San Luis es la base para trasladarse a los pintorescos pueblos cercanos: El Volcán, Potrero de los Funes –otro de los destinos que más ha crecido en el turismo argentino, con un autódromo de primer nivel y hotelería de lujo- y El Trapiche, con sus diques La Florida y Esteban Agüero, son perfectas escapadas para despejar la mente y gozar a pleno de la naturaleza.

Con Cabildo propio

Cerca de la capital provincial también se encuentra La Punta, una de las ciudades más jóvenes de Argentina. Fundada en 2003, cobró gran interés entre los viajeros debido a la modernidad de sus calles, una réplica del Cabildo original de la Ciudad de Buenos Aires, el estadio Juan Gilberto Funes, un set de filmación y una Universidad, entre otros sitios.

Para describir las bellezas naturales de San Luis no se puede obviar al Parque Nacional Las Quijadas. A menos de dos horas de San Luis, yendo hacia el noroeste, es una verdadera perla de las áreas protegidas del país.

Para los que gustan de la paleontología Las Quijadas es el lugar ideal. Aquí se hallaron numerosos restos fósiles de dinosaurios y reptiles voladores. Además, las formaciones geológicas le dan un marco de notable magnitud y llegar hasta los miradores carga las vistas de emociones interminables. Allí se ve un paredón que parece no tener fin.