De cuadro: lagunas argentinas para anotar

Diferentes minerales tiñen a los Ojos de Mar de Salta. (Instagram: @elgranmapa)
Diferentes minerales tiñen a los Ojos de Mar de Salta. (Instagram: @elgranmapa)

Desde formaciones peculiares hasta colores increíbles. Estos sitios son algunos de los ojos de agua más lindos del país.

Hay rincones que no necesitan filtro; sus características naturales ya destacan por sí mismas ¿Y qué mejor si además son paisajes donde se puede nadar? Esta lista reúne algunas de las lagunas (y termas) más llamativas de Argentina. Anotá:

1. Oasis en la Puna

La puna salteña esconde una zona de volcanes y espejos de agua, se llama Tolar Grande y es el hogar de los curiosos Ojos de Mar, tres ollas de agua color turquesa que se abren paso en un entorno blanco casi surreal. Eso sí, no te tientes con un trago, ya que son saladas y ricas en bacterias.

2. Por la Patagonia

Viendo las fotos es fácil entender por qué la Laguna Turquesa se llama así. Es uno de los lugares más icónicos de Ushuaia y se accede a ella con una caminata rodeada de vistas panorámicas. Se encuentra anidada entre montañas que en invierno se tiñen de blanco.

3. Mar cordobés

La laguna Mar Chiquita, también conocida como Mar de Ansenuza, es una laguna salada originada hace alrededor de 50.000 años. Un dato que la destaca es que de las seis especies de flamencos que se encuentran en todo el mundo, tres pueden verse en Mar Chiquita.

4. En la Yunga

En medio del verde inteso de la localidad de San Francisco, Jujuy, se abre paso el Río Jordán. Ahora bien, las ollas donde se acumula su agua de intenso color celeste no son lagunas sino termas, pero no podían quedar fuera de la lista. Por sus minerales, un chapuzón en ellas puede aliviar diversos temas de salud.