Con instructores mapuches

Laderas con mucha nieve son recorridas por trineos tirados por perros en Batea Mahuida.
Laderas con mucha nieve son recorridas por trineos tirados por perros en Batea Mahuida.

Considerada el portal natural del Corredor de los Lagos Patagónicos, la localidad de Villa Pehuenia, enclavada en la cordillera de los Andes en la provincia de Neuquén, es una aldea de montaña de apenas 21 años de vida turística y administrativa.

Su propuesta a los visitantes que llegan es animarlos a desentrañar los secretos de bosques, lagos y ríos donde la tranquilidad es el común denominador. El cerro la Batea, traducción del nombre mapuche, en invierno se llena de nieve, y allí el prometedor emprendimiento de la comunidad Puel, es Batea Mahuida, parque invernal y también estival.

En Batea Mahuida se puede practicar esquí nórdico, alpino, paseos en motos de nieve o caminar con raquetas entre los perfumados bosques de araucarias.

La infraestructura del lugar consta de una confitería donde se ofrecen comidas típicas como el piñón (fruto de la araucaria). En el lugar se puede aprovechar para adquirir las originales artesanías mapuches.

Una opción interesante es realizar el circuito Pehuenia, que recorre una geografía conmovedora a lo largo de 130 kilómetros entre los paisajes de los lagos Aluminé, Moquehue, Nonpehuén, Ñorquinco y Pulmarí.

Mediante un acta acuerdo suscripta por el Municipio local, la Comunidad Mapuche Puel, la Cámara de Comercio de la Villa y el aval del Ministerio de Desarrollo Territorial, se lanzó una promoción que regirá durante las dos primeras semanas de agosto con un 30 por ciento de descuento en alojamiento, en el parque de nieve Batea Mahuida y en comercios adheridos.