Cómo es el museo santiagueño interactivo del estadio de fútbol más moderno del país

Las puertas del gran estadio “Madre de Ciudades” se abrieron con la final de la Supercopa entre River Plate y Racing Club. También las del museo interactivo construido en el mismo predio de Santiago del Estero.

El Museo es una joya que parece del primer mundo, con sectores interactivos y de realidad virtual. Por ejemplo, en el banco de suplentes Bilardo (interpretado por Marcelo Mazzarello) y Sergio Goycochea invitan a debutar en primera al visitante.

La tribuna 4D, para ver en tres dimensiones y con efectos especiales de movimiento, o viento, es otro de los atractivos de la propuesta; o cómo se armó el estadio, y hasta simular estar dentro de una pelota en el estadio con realidad virtual y efectos especiales.

Para los amantes de los videojuegos, tiene un espacio proyectado para lo que será el futuro equipo de e-sports de AFA de Santiago del Estero, y el espacio más divertido es el que te permite patear y atajar penales de manera virtual, como si estuvieras dentro del campo de juego.

Sergio Dobrusin, de Door SRL, director de arquitectura y gestión del proyecto, asegura que el proyecto planteó varios desafíos: "El primero fue lograr que el gobierno de Santiago del Estero se animara a romper con el estereotipo del típico museo de fútbol de colección y aceptara una propuesta innovadora y sorprendente. Crear algo distinto y disruptivo: un museo único en su tipo para nuestro pais y el mundo".

Además, tuvieron que adecuar, construir e incorporar tecnología y equipamiento sensible a un gran proyecto que ya estaba en marcha. Pero lo más importante es lo que comenzó tras la inauguración: “Que la comunidad de Santiago del Estero y los turistas que la visitan se apropien de este proyecto turístico, cultural y deportivo de nivel internacional”.

Gastón Caminotti, socio cordobés de Door SRL y director de Producción del proyecto, dijo que a pesar de las dificultades adicionales de la pandemia, “el equipo logró concluir con éxito este proyecto único en la región”.

Caminotti destacó todas las etapas de trabajo y la dedicación con la que tanto sus equipos como los referentes del gobierno se tomaron el proyecto. “En una producción de esta índole, deben buscarse equilibrios. Este caso no fue la excepción, pues los deseos de espectacularidad y las necesidades técnicas de efectos especiales, proyecciones, audio e iluminación, debían congeniarse con las limitaciones de presupuesto, plazo y espacio en el cual se implanta esta propuesta novedosa”.

El productor destacó el gran honor y aprendizaje que significó este museo único, en el gran estadio santiagueño.