Cinco escapadas exprés para recorrer la Argentina

Del 10 al 17 de abril se realiza el XXI Festival de Música Clásica por los Caminos del Vino. Foto: Ministerio de Cultura y Turismo de Mendoza.
Del 10 al 17 de abril se realiza el XXI Festival de Música Clásica por los Caminos del Vino. Foto: Ministerio de Cultura y Turismo de Mendoza.

Finde extra largo. Entre cataratas, chocolates, bodegas, festivales y celebraciones, nuestro país ofrece un abanico de propuestas para viajar y no aburrirse en otoño. Mirá las opciones y elegí tu destino.

1. Música y vinos

Si existe algo que le sienta bien a Mendoza es el otoño. Sus calles y acequias se visten con hojas amarillas y ocres y el vientito fresco invita a caminar por la ciudad y aventurarse en alguna escapada al aire libre.

Qué hacer: el mix de alternativas mendocinas en otoño comprende desde disfrutar al pie de la cordillera de la cocina cuyana en estancias rurales y sumergirse en aguas termales para relajarse por completo, hasta conectar con la naturaleza en actividades de aventura: bajo el Aconcagua, con canotaje y rafting en sus ríos u opciones más audaces como paseos en globo aerostático o en helicóptero.

Cabalgatas entre viñedos en Mendoza.
Cabalgatas entre viñedos en Mendoza.

Además de todo esto, es imposible llegar a este paraíso del enoturismo y no tentarse a calzar una copa en mano.

Mendoza, capital del mundo del vino

Declarada una de las 11 grandes capitales del mundo del vino, en Semana Santa la propuesta vitivinícola mendocina se fusiona con la música e invita a turistas y locales a vivir encuentros únicos.

En esta oportunidad, y como cada año en esta fecha, se lleva a cabo un evento muy especial: el XXI Festival de Música Clásica por los Caminos del Vino.

Del 10 al 17 de abril, esta iniciativa propone espectáculos gratuitos en bodegas y viñedos, y también en teatros, iglesias, museos, parques y reservas naturales. Son más de 35 propuestas musicales elegidas para poner arte en los rincones más emblemáticos y llamativos de la provincia.

Se trata de la edición número 21, que pone en juego el encanto de los lugares con lo mejor de la música, la arquitectura... y el vino.

Una opción para aprovechar: picnic musical en la Reserva Natural Villavicencio, con sus 72 mil hectáreas de área natural protegida (donde se encuentra el Hotel Termas de Villavicencio, ícono desde 1940). El concierto estará a cargo del Ensamble Manantial, con obras del compositor francés Claude Bolling (obra Picnic Suite, de siete movimientos), Juan Tomás Salom y George Gershiwn.

Una opción es: recorrido del predio, copa de vino malbec, empanadas y catering, más una botella de agua ($ 2.650).

2. Aventura, historia y sabores

Astroturismo en Córdoba. Foto: Agencia Córdoba Turismo
Astroturismo en Córdoba. Foto: Agencia Córdoba Turismo

Si la idea es disfrutar cerca, Córdoba cuenta con excelentes propuestas en cada región turística y, sobre todo en otoño, pasear por la provincia y la Capital es una decisión acertada.

Qué hacer: la invitación en esta época incluye participar en una de las experiencias más novedosas: el astroturismo. ¿Te imaginás observar y comprender un cielo totalmente estrellado desde el conocimiento astronómico? ¡Alucinante!

El clima cálido de estos días también invita a recorrer en bici o trekking los cerros, quebradas, valles y rutas escénicas. Tampoco deja de lado las travesías y excursiones al aire libre. Se pueden conseguir buenas opciones en la Tienda de Experiencias de la Agencia Córdoba Turismo.

Gastronomía

Sabores de Córdoba, para conocer en Semana Santa
Sabores de Córdoba, para conocer en Semana Santa

Disfrutar de la gastronomía es clave en cualquier escapada, y Córdoba responde con los mejores sabores. Cada uno de sus pequeños y grandes comedores y restaurantes serranos o citadinos porta una identidad culinaria distinta y única. Preparate para que se te haga agua la boca: chacinados, dulces orgánicos, cabritos a la llama, trucha y pejerrey a la crema, alfajores cordobeses y quesos de cabra son sólo algunas opciones destacadas.

Además, cada plato encuentra su complemento con un buen vino cordobés. Un dato importante: ya son más de 20 las propuestas vitivinícolas cordobesas esparcidas por valles y sectores turísticos. El Camino del Vino en Córdoba invita a sorprenderse con bodegas, viñedos y fincas artesanales.

Otras recomendaciones son la visita a las estancias jesuíticas y los recorridos que invitan a seguir las huellas de nuestro santo cordobés, el cura Brochero, en dos propuestas diferentes: el Camino del Peregrino y el Parque Temático Brochero Santo, en el Valle de Traslasierra.

Por último, podés encontrar una grilla con celebraciones religiosas, eventos y fiestas gastronómicas en gran cantidad de localidades. Por mencionar algunas: del 14 al 17, la Fiesta de la Masa Vienesa en Villa General Belgrano y el Festival Peperina en Alta Gracia; la experiencia noroeste de Semana Santa en Cruz del Eje, el 16 de abril; y del 9 al 17 de marzo, la Feria Internacional de Artesanías en Córdoba.

3. Paisajes patagónicos y chocolate

Cerro Tronador en Bariloche. El sur argentino es uno de los destinos elegidos para disfrutar del otoño. Foto: Luciana Taborda
Cerro Tronador en Bariloche. El sur argentino es uno de los destinos elegidos para disfrutar del otoño. Foto: Luciana Taborda

Bariloche es una de las estrellas turísticas del invierno, sin embargo, la combinación del otoño con sus bosques típicos hacen verdadero match en este rincón del sur argentino. Observar las tonalidades y contrastes que adoptan lengas, arrayanes y maitenes junto a atardeceres mágicos es un placer.

En esta época del año el clima de montaña, que va de templado a fresco y con noches frías, acompaña para realizar diversas actividades sin estar con numerosas capas de ropa encima.

Qué hacer: hay escenarios clásicos que no se pueden dejar de visitar: el Centro Cívico frente al Nahuel Huapi para un paseo citadino; el imponente cerro Catedral para quienes gusten del esquí o las caminatas en el refugio Frey; el tradicional Circuito Chico con un recorrido circular donde la naturaleza sobresale en el Parque Municipal Llao Llao y la bahía López; y la Colonia Suiza.

En esta última, un pequeño poblado histórico, se degusta el curanto, un plato típico araucano. Cuenta con una cervecería artesanal (Berlina), un criadero de truchas con restaurante y casas de té.

Se suma la salida al cerro Tronador, la cima más alta de los alrededores de Bariloche, con 3.478 metros sobre el nivel del mar y vistas al glaciar Ventisquero Negro y a diversos lagos. La opción isla Victoria más bosques de Arrayanes, el Puerto Blest con su cascada de los Cántaros y Brazo Tristeza se agregan a la lista.

Fiesta Nacional del Chocolate en Bariloche

Pero ahora viene la parte más deliciosa del plan. Del 14 al 17 de abril, la invitación es a deleitarse con la Fiesta Nacional del Chocolate.

Un secreto: los maestros chocolateros ya están preparando la barra de chocolate más larga del mundo que se presentará sobre calle Mitre.

A su vez, el Paseo del Chocolate contará con espectáculos, juegos, la famosa Casa del Conejo y los huevos de pascua cada vez más exquisitos. ¿Sos muy fan del chocolate? Acá encontrás hasta un museo que le hace honor a este manjar.

Se puede conseguir más información en www.barilocheturismo.gob.ar.

4. Fiestas religiosas y propuestas norteñas

Tierra rica en historia y tradiciones, con extensas planicies entre llamas, guanacos y vicuñas; entre valles, salinas y paisajes; o entre yungas repletas de vegetación, Jujuy es uno de los puntos turísticos para elegir desembarcar este otoño.

Turismo en Jujuy. Sierras del Hornocal. Foto: Walter Reinaga
Turismo en Jujuy. Sierras del Hornocal. Foto: Walter Reinaga

Qué hacer: entre los recorridos clásicos por Humahuaca, la serranía de Hornocal y el Valle de la Luna, en el mapa jujeño durante Semana Santa toman protagonismo diversas conmemoraciones religiosas.

En Tilcara vas a poder apreciar las Ermitas, realizadas íntegramente con flores, hojas, semillas y frutos del lugar, que recrearán las escenas de la pasión de Cristo.

Tilcara: Capital Arqueológica de Jujuy

Doctrinas en Yavi, alumbran la noche con faroles de papel en Semana Santa. Foto: Walter Reinaga
Doctrinas en Yavi, alumbran la noche con faroles de papel en Semana Santa. Foto: Walter Reinaga

A su vez, el viernes 15 de abril se podrá presenciar el tradicional Vía Crucis viviente. Considerada como “la Capital Arqueológica de Jujuy”, Tilcara cuenta también con museos de arqueología, pintura y escultura que merecen una visita en cualquier época del año (aunque el otoño es una de las ideales).

En tanto, la gastronomía y las artesanías tendrán un lugar privilegiado en Quebrada y en la Puna en numerosas ferias como las que se realizarán en La Quiaca, Yavi y Abra Pampa. En esta última, el sábado y domingo de Pascua, productores y artesanos comercializarán objetos de alfarería, yuyos medicinales, charqui, frutas y verduras y vellones de lana, entre otros productos.

A su vez, en Yavi, a unos 16 kilómetros de La Quiaca, se acercan a la iglesia local las “doctrinas”, un grupo de niñas que entonan cánticos en un profundo lamento, recitan los siete dolores de la Virgen y van iluminando la noche con faroles de papel, una costumbre digna de apreciar en estas fechas.

Otros atractivos de la zona son las pinturas rupestres, la Laguna Colorada y el Cerro los Siete Hermanos, poblado de petroglifos.

Grilla completa de actividades y más info en www.turismo.jujuy.gob.ar

5. Cataratas, selva y más

El otoño por acá se vive con días de sol radiante y temperaturas tan agradables que meterse a la pileta del hotel no queda reservado sólo para el verano. ¿Adivinaste? Sí, estamos hablando de Iguazú, otro de los destinos recomendados en Semana Santa.

Qué hacer: visitar Iguazú siempre tiene como protagonista el mayor espectáculo de agua y selva en el planeta: las Cataratas, una de las Siete Nuevas Maravillas Naturales del mundo. Entre pasarelas y panorámicas o paseos de aventura bajo las caídas de agua, esta propuesta siempre es un clásico.

Sin embargo, hay más de 30 atractivos turísticos que llevan a vivir experiencias en medio de la selva repleta de flora y fauna, a estar en contacto con los ríos Iguazú y Paraná y apreciar la Triple Frontera, a visitar comunidades guaraníes para conocer sus costumbres y tradiciones, o a salir de compras por el duty free.

Cataratas del Iguazú en Misiones. Foto: Turismo Iguazú.
Cataratas del Iguazú en Misiones. Foto: Turismo Iguazú.

Para paladares exquisitos

En los tres o cuatro días de viaje, hay que agregar al itinerario La Aripuca, un emprendimiento agro turístico familiar. Su estructura refleja una trampa que los nativos utilizaban para cazar y promueve la concientización ambiental por la tala de árboles. Además, es posible encontrar shows de música y bailes tradicionales que le dan un toque singular a la visita guiada.

Para paladares exigentes, el circuito gastronómico supera cualquier expectativa. Los restaurantes cuentan con menús realizados con productos regionales (pescados de río, mandioca, yerba, té, miel de caña o de abejas, palmitos, maracuyá, mamón y guayabas, entre otros). El postre sugerido: un buen helado o alfajor de yerba mate.

¿Un plan extra? Del 14 al 17 de abril, en el casco céntrico de Iguazú habrá exposición y venta de productores y artesanos locales.

Si todavía no te convenciste de ir, entre las razones válidas aparece la posibilidad de alojarse en medio de una vegetación exuberante. Esto permite estar en contacto directo y permanente con el verde, el fresco, los aromas y los sonidos de la selva misionera. Más info en www.visitiguazu.travel

Temas Relacionados