El arte más vanguardista del país se convoca en San Telmo

En el interior hay una cafetería y una biblioteca. (Museo Moderno)
En el interior hay una cafetería y una biblioteca. (Museo Moderno)

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires es un espacio ideal para hacer una pausa e introducirse al mundo de las últimas producciones artísticas.

Es imposible caminar por San Telmo y pasar al MAMBA por alto, se encuentra en una esquina y su fachada de ladrillo rojo llama a acercarse. En la vereda, los carteles invitan a tomar un café adentro.

Morada

En este momento en el segundo piso de la casa artística se abre paso la muestra “Adentro no hay más que una morada”, que cuenta con la participación de 34 artistas de distintas regiones de Argentina. Allí se puede ver cómo cada autor plasmó en las obras su vivencia de la pandemia.

En la sala se encuentran, por ejemplo, objetos cotidianos que tomaron otro significado en el aislamiento o unos muñecos en escala humana que una de las artistas envió por taxi a sus amigos para brindarles compañía. También se destacan las obras audiovisuales y digitales que otorgan una sensación envolvente.

Qué grande sos

Otro espacio del museo está completamente dedicado a Alberto Greco, un pintor que, en los años 50 y 60, se caracterizó por lo único e irónico de sus obras. Las paredes que no pasan desapercibidas son las que están empapeladas con los afiches que él mismo diseñó y donde se lee “Alberto Greco: qué grande sos”. Esto en un momento en el que aún no era reconocido.

Dónde: Avenida San Juan 350, con reserva previa de entradas en museomoderno.org.