Alto Calilegua: travesía a un pueblito suspendido sobre nubes

La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes, como Alto Calilegua (Foto: Ministerio de Turismo de Jujuy)
La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes, como Alto Calilegua (Foto: Ministerio de Turismo de Jujuy)

Cómo vivir una experiencia distinta en Jujuy, en un camino exigente para encontrarse con maravillas naturales y humanas. Además, una visita a las Termas del Jordán y Mirador La Cruz.

Desde el poblado de San Francisco, inserto en el corazón de las yungas de la provincia de Jujuy, a pie o a caballo inicia la travesía de 18 kilómetros en vertical que culmina en el pequeñísimo y deslumbrante Alto Calilegua.

Como si se tratar de la película Avatar, el pueblo sobre nubes se erige como una tierra colgante que, en su existencia tan distante como sabia, conserva personas que piensan, sienten y viven como si fueran de otras partes, de otros tiempos.

Una aventura con guía a Alto Calilegua

Para planear bien esta aventura, que no se puede hacer por cuenta propia, lo primero es contactar a un guía local que organizará todo lo indispensable: caballo o mula de carga, albergue en la cumbre y provisiones para los días planificados.

La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes, como este camino a Alto Calilegua (Foto: Carla Cossentini)
La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes, como este camino a Alto Calilegua (Foto: Carla Cossentini)

Otros aspectos a tener en cuenta son la cantidad de días libres de los que se dispone (cuatro, mínimo tres) y el hospedaje para pernoctar en el pueblo de San Francisco la noche previa al ascenso.

Si se elige caminar todo el trayecto es recomendable tener un ritmo habitual de actividad física; el estado físico y mental, además de ser los mejores aliados, experimentarán una conexión entrañable con el lugar y, por supuesto, con uno mismo.

De la ciudad a la yunga jujeña

El viaje inicia en coche desde la ciudad de San Salvador de Jujuy por la RN 66; luego la RN 34 y por último la RP 83, a través de la cual se accede a la localidad de San Francisco, el pueblo donde se descansa la noche antes de la subida.

La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes, como los piletones de Termas del Jordán (Foto: Hernán Paganini)
La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes, como los piletones de Termas del Jordán (Foto: Hernán Paganini)

San Francisco se encuentra tan solo a 20 kilómetros del Parque Nacional Calilegua, y si se dispone de varios días, es un excelente lugar desde donde conocer, a pie o en bici, la hermosa reserva natural ubicada en la selva montana del norte argentino. O las imperdibles Termas del Jordán, un spot alucinante de aguas mesotermales turquesas (ver aparte).

Trekking al Alto Calilegua

Luego del sueño reparador y un desayuno bien proteico, cuando todavía la luz es tenue comienza el desafío a pie hacia el camino de herradura.

El medio que se elija para llegar hasta el inhóspito destino es crucial. Sea caminando o a caballo, la elección marcará la diferencia en esta travesía que promete aventura, conexión y paisajes únicos.

Datos sobre el trayecto

El trekking recién empieza y gracias a la mula, que carga los bultos de ropa y provisiones, los cuerpos van livianos. Mientras se avanza en el recorrido se filtran las charlas amenas y los datos de la biodiversidad de la zona que comparte el baqueano que guía el trayecto.

Camino adentro las copas escarchadas de los árboles anuncian la llegada de la estación gélida. En la espesura de la selva, algunos curiosos caballos se asoman sigilosos entre el vapor que emerge de la tierra fría con sol, regalando las primeras escenas de película.

A lo largo del camino se observa que, en el monte bajo, las inalterables yungas jujeñas aún conservan su acaudalada vegetación, y en su metamorfosis cuesta arriba, irrumpe un escenario serrano magnífico. El paisaje cambia, aparecen amarillos pastizales y soberbias serranías contiguas que presumen su grandeza entre la región Yunga y la vecina Puna.

La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes, como este camino a Alto Calilegua (Foto: Carla Cossentini)
La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes, como este camino a Alto Calilegua (Foto: Carla Cossentini)

En esta aventura pueden aparecer animales como zorros o monos, y si la suerte acompaña, por lo alto sobrevuele algún cóndor andino, incondicional de la zona.

Después de la ininterrumpida subida de siete horas, de algunas paradas para comer y con los cuerpos ya fatigados, aparecen las primeras vistas de las no más de 25 casitas suspendidas en la planicie de la próxima montaña anunciando el destino final.

El pueblo y su gente de montaña

Alto Calilegua es de otro planeta. La pareja anciana que lo habita los 365 días del año también lo es.

Al llegar, los perros salen al encuentro, mientras los anfitriones de la casa esperan para brindar refugio. Adentro, en la cocina, aguarda un plato de comida caliente hecho en el horno leñero a base de cosechas propias y algunas provisiones de ciudad. En un par de horas servirán la cena.

Si se dispone de días libres, es recomendable hacer dos noches en el pueblo del Alto para recorrer los alrededores, subir a miradores naturales, disfrutar del silencio y admirar la vida simple y extrema del lugar.

En el Alto todo transcurre tranquilo: las ovejas peludas pastorean el césped raso; las gallinas cacarean fuerte en el amanecer regalando unos cuantos huevos por día; los caballos atraviesan a trote el lugar apurando a corderos que se cruzan en su camino.

En el corte plano de la montaña hay una veintena de casitas de adobe y chapa; sobre los bordes del caserío un cementerio rodeado por pircas de piedras, en el centro una capilla, un poco más lejos una salita de salud, un destacamento policial, una escuelita, un registro civil y un pequeño club de fútbol con su cancha; todo se mantiene en su lugar solitario, deshabitado, en silencio.

Durante los meses cálidos algunos locales vuelven a sus casas de montaña. En los meses secos y fríos la tierra es muy hostil para muchos por lo que prefieren buscar el calor y sustento en la ciudad.

Solo la pareja anciana, que ofrece su casa como albergue para los visitantes, perpetúan la gloriosa época del pueblo cuando todavía todos permanecían y subsistían siempre en y por el Alto.

Para completar la historia del pueblo, es recomendable planificar el destino en tres días/dos noches y conversar con su gente de montaña. Entre charlas y mates la reminiscencia de sus infancias y tiempos vividos completan la trama de este paseo.

La vuelta

La bajada de regreso es más rápida y ligera que el ascenso. Si se decide hacer el camino a pie, se calcula un tiempo promedio de ida, entre 8 a 9 horas, mientras que la vuelta se completa en dos horas menos.

A diferencia de otros muchos destinos de trekking que tiene Jujuy para los apasionados en el tema, la travesía hacia el Alto Calilegua ofrece, además de paisajes alucinantes, conexión y silencio garantizado.

Mirador La Cruz y cascada La Toma: paisajes de selva en San Francisco

A diferencia de otros atractivos naturales escondidos en las yungas jujeñas, los destinos Mirador La Cruz y Cascada La Toma, se pueden hacer en cualquier época del año, siempre y cuando el buen clima acompañe, si de apreciar las hermosas vistas del lugar se trata.

Desde San Francisco, a caballo o a pie, comienza este paseo de poco más de 3 horas (9 kilómetros total) por un sendero circular que traviesa, en la primera parte del trayecto, el bosque montano que conserva la magnífica y variada biodiversidad del lugar.

La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes, como el Mirador de la Cruz para llegar a caballo (Foto: Gentileza Pedro Cruz)
La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes, como el Mirador de la Cruz para llegar a caballo (Foto: Gentileza Pedro Cruz)

Continuando el recorrido de ida se filtran los diferentes perfiles del pueblito de San Francisco, que se delimitan de manera cambiante mientras se avanza, y que encuentran su máxima expresión en el Mirador La Cruz: spot con la mejor vista panorámica del poblado y montañas que rodean la zona.

Luego inicia la bajada, a lo largo de una hora de descenso, hasta el arroyo de aguas cristalinas - fuente natural de abastecimiento de agua para el pueblo- que es coronado por la magnífica Cascada La Toma.

Antes de despedirse del lugar y comenzar la vuelta, es recomendable descansar un rato al lecho del arroyo, conectar con los sonidos agrestes y degustar sus transparentes aguas para dimensionar la pureza del lugar.

Todavía falta una hora más de recorrido, los paisajes continúan acompañando a sus perseguidores hasta terminar de atravesar el último llano del camino.

La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes. Se puede llegar a caballo al mirador de la Cruz. (Foto: Juan Manuel Cruz)
La provincia de Jujuy cuenta con destinos sorprendentes. Se puede llegar a caballo al mirador de la Cruz. (Foto: Juan Manuel Cruz)

Recomendaciones: llevar ropa cómoda, zapatillas de trekking, gorra, anteojos de sol, traje de baño, toalla, cantimplora, protector solar, comida, agua y fruta (fresca y seca).

Termas del Jordán: hacia los piletones de aguas turquesas

Entre mayo y noviembre, el portón de “Monte Alto” (en el pueblo de San Francisco), vuelve a abrir sus puertas para dar paso a visitantes que buscan disfrutar de la naturaleza sumergidos en las aguas meso termales del Río Jordán, escondidas en la Yunga jujeña.

Para acceder a las Termas se puede caminar o hacerlo a caballo. El circuito inicia en los 1500 msnm., en el pueblo de San Francisco, alcanzando los 850 msnm. sobre el final del camino en el cauce termal. Dependiendo el estado físico y experiencia “trekkinera”, se deberá elegir qué medio conviene para disfrutar a pleno este increíble lugar.

Temprano por la mañana comienza esta travesía de 14 kilómetros. Se calcula un tiempo promedio de 7 horas entre el camino de ida y vuelta. El circuito es de dificultad media - alta y apto para toda la familia.

A lo largo del trayecto el camino no presenta grandes desniveles y ya hacia el final, en la zona del descenso al Río, la pendiente se vuelve de dificultad alta. La vuelta en ascenso es más cansadora por los 650 metros que separan la base de la cima.

Al llegar se aprecia el increíble e intenso color turquesa del agua, que debido a la gran cantidad de minerales en su composición (azufre en mayor proporción), se convierte en fuente curativa y relajante para el organismo. Cualidades que sus visitantes podrán experimentar luego de un baño en estos los cálidos piletones naturales.

Datos útiles

Termas del Jordán. Precio trekking $ 1.600. Precio cabalgata $ 6.000.

Mirador La Cruz y Cascada La Toma. Precio trekking $ 2.000. Precio cabalgata $ 3.500.

Contactos de guía local: empresa familiar de Turismo Activo “Paraíso de las Yungas” (Legajo PA-017-19). Teléfonos: +54 9 388 4971402 (Juan Manuel), +54 9 388 6824864 (Lalo).

Temas Relacionados