El ataque a “La Gioconda” y otras obras famosas que fueron vandalizadas

Esta vez la obra no fue afectada, pero en otras ocasiones tuvo que ser restaurada. (The Free Birds/ Unsplash)
Esta vez la obra no fue afectada, pero en otras ocasiones tuvo que ser restaurada. (The Free Birds/ Unsplash)

El último intento de daño a la “Mona Lisa” se suma a estas veces en que las creaciones más conocidas del mundo fueron atacadas por los mismos visitantes. ¿Sabías de estos casos?

Este domingo un hombre tiró un pedazo de torta a La Gioconda, pero el vidrio que la protege evitó que se dañe. Lo cierto es que no es raro encontrar en los museos vidrios separadores, sensores de movimiento y líneas que delimitan hasta dónde es posible acercarse a una obra, para evitar este tipo de ataques. Un repaso por algunas de las ocasiones más llamativas.

La odisea de “La Ronda Nocturna”

Rembrandt es uno de los pintores más conocidos y cotizados del mundo, su pintura La ronda nocturna fue desfigurada no una, sino tres veces. La primera vez fue en 1911, cuando un ex chef la atacó con un cuchillo, pero sin éxito. La segunda vez fue en 1975 y sí dejó cortes en la superficie. En una tercera ocasión, en 1990, fue regada con ácido.

“La sirenita” de Copenhague, y un mar de hostilidades

La historia de la estatua más conocida de Dinamarca está plagada de ataques. La sirenita de Edward Eriksen tuvo varias reconstrucciones desde 1960. Fue decapitada dos veces y sufrió un tercer intento en 1999, fallido. Además perdió su brazo en 1984 y fue pintada en varias ocasiones.

“El David” y su mala pata

El David de Miguel Ángel es una de las figuras más conocida del arte en todo el globo. Su belleza imposible fue atacada en 1991, cuando un visitante rompió parte de su pie izquierdo, con un martillo. En esa ocasión, el director general del Ministerio italiano de Cultura, afirmó que las medidas de seguridad eran las correctas y que “No se pueden colocar todas las obras de arte tras cristales blindados”.

La Gioconda y dos años de misterio

También conocida como Mona Lisa, la enigmática pintura de Leonardo Da Vinci fue robada en 1911, por un hombre que se la llevó bajo el brazo y la tuvo en su poder dos años, hasta que intentó venderla y fue recuperada. En 1956 le lanzaron una piedra, en 1974 le tiraron pintura, en otra ocasión la golpearon con un recuerdo del Louvre y por último este domingo su vidrio protector fue impactado por un pedazo de torta.

Temas Relacionados