San Clemente al natural: una experiencia serrana de ensueño