Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Voy de viaje

Un paseo muy florido

Hasta el 14 de octubre, quienes visiten la Ciudad de Buenos Aires tienen la posibilidad de hacer un corto viaje y sumergirse en un mundo de colores, aromas, bellas formas y verdes. En Escobar, a pocos kilómetros de la Capital, se desarrolla la 50ª Fiesta Nacional de la Flor.

Por Redacción LAVOZ.

Escobar es un partido bonaerense ubicado a poco más de 50 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Su ciudad cabecera es Belén de Escobar.

En 1964, el entonces presidente Arturo Illia la designó “Capital Nacional de la Flor” y desde esa época, se realiza todos los años la Fiesta Nacional de la Flor.

Desde ayer y hasta el 14 de octubre se puede visitar la 50ª edición de la fiesta, la muestra de floricultura más importante del país, en la que están presentes productores de todas las provincia argentinas, en el predio ubicado en Mateo Gelvés 1050, de esa ciudad.

Como cada año, una especie de flor es elegida como símbolo de la muestra, elección que en esta edición recayó en el crisantemo.

También, como toda fiesta nacional, contempla la elección de su reina que en este caso son dos reinados: la Reina Nacional Infantil del Capullo, que se realiza hoy, y la 50ª Reina Nacional de la Flor, cuya selección se llevará a cabo el próximo sábado.

Además, tratándose de una fiesta nacional y de un producto tan especial, bello y decorativo como las flores, no puede faltar el consabido desfile de carrozas, con creativos y sorprendentes arreglos florales, que se iniciará el sábado 5 de octubre desde las 19 por las calles de Escobar.

En tanto, la exposición de novedades y ejemplares de flores y plantas de todas las regiones del país, se desarrolla en los pabellones distribuidos en el predio ferial de la exposición, en los cuales los artistas florales presentan las últimas técnicas y diseños, mientras que los parques y jardines exteriores están ornamentados por paisajistas.

Este año también se realizará la 25ª Exposición - Concurso de Flores y Hortalizas, el 12 y 13 de octubre, actividad organizada por el Consejo de Agricultores Nikkei y que se podrá visitar en el Salón Conferencias del pabellón 4.

Pero, como no sólo de flores y plantas vive el hombre, y por que la cantidad de turistas y visitantes se incrementa año a año, se han dispuesto espacios gastronómicos con comidas típicas de diferentes países.

LA ASISTENCIA DE TURISTAS Y VISITANTES CRECE AÑO TRAS AÑO. 

Historia del crisantemo

Los crisantemos, la flor símbolo de la fiesta en esta edición, se cultivan en China como plantas florales desde antes del 1500 aC. Una antigua ciudad china fue llamada Ju-Xian, “ciudad del crisantemo”.

Luego, su cultivo se trasladó a Japón, probablemente en el siglo VIII, y el emperador la adoptó como la flor del sello imperial y se convirtió en flor santa, que recibía una veneración divina. Todavía es utilizado en ceremonias y la flor es el símbolo de una vida larga.

El Chrysanthemum (tal su nombre científico) es de floración natural en noviembre, pero en el hemisferio sur florece en abril, mayo y junio, aunque ahora la floricultura, mediante tecnologías apropiadas, la ofrece al mercado durante todo el año. Así, como otras especies, se ha convertido en flor de todo el año, resultado del manejo de sus condiciones ambientales.

Los modernos crisantemos son mucho más decorativos que sus parientes silvestres. Las flores tienen variadas formas, parecidas a las dalias, decorativas, como pompones o botones. Las hojas pueden ser lobuladas o dentadas; ligulosas o rugosas; de color variable entre el verde claro y oscuro; recubiertas de un polvillo blanquecino que le da un aspecto grisáceo, y casi siempre aromáticas.

El crisantemo se cultiva tanto en macetas, como lo que se denomina “para flor cortada”, en plantaciones con fines comerciales.

Además de su uso decorativo, en distintas zonas del continente asiático las flores amarillas o blancas de los crisantemos se hierven para hacer una bebida dulce, que se conoce como “té de crisantemo” y tiene múltiples usos medicinales, uno de ellos como remedio para recuperarse de la gripe.

EL CRISANTEMO. La flor símbolo de esta edición de la fiesta. 

Lo que hay que saber

Cómo llegar: Escobar está situada a poco más de 50 kilómetros al norte de la ciudad de Buenos Aires, por ruta nacional 9, en el ramal Zárate - Campana.

Entradas: de lunes a viernes, la general cuesta $ 30; los sábados, domingos y feriados, $ 50; jubilados, todos los días, $ 25 (deben presentar su carné); menores de 10 años, acompañados de un adulto, ingresan gratis.

Horarios. De lunes a jueves, de 9a 19; viernes, domingos y feriados, de 9 a 20, y los sábados, de 9 a 21. Las boleterías cierran una hora antes de los horarios mencionados.

Informes: www.fiestadelaflor.org.ar

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.