Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Voy de viaje

Un destino de convergencia

Durante mucho tiempo, la capital neuquina luchó para dejar de ser una ciudad de paso con políticas de promoción turística. Así logró posicionarse como un centro de actividades, ideal para quienes disfrutan de la naturaleza y de la buena gastronomía.

Por Juan Carlos Lopresti | Especial.

La ciudad de Neuquén, fundada el 12 de septiembre de 1904, se transformó de manera paulatina, en un destino de convergencia para la realización de congresos, convenciones y reuniones de negocios fomentadas principalmente por la industria petrolera a partir del moderno aeropuerto internacional que recibe vuelos diarios de casi todo el país y la Terminal de Ómnibus. 

El centro de la ciudad es atravesado por la avenida Argentina que invita a recorrerla desde la Catedral María Auxiliadora, inaugurada en 1961, a partir de la incansable labor del primer obispo de Neuquén, Jaime de Nevares. El templo, de fachada de ladrillo visto, mantiene un estilo neogótico con un rosetón donde destaca un llamativo vitraux. A su lado, se encuentra la capilla Nuestra Señora de los Dolores de 1907 y que por su reducida capacidad obligó a construir la Catedral. Para completar el paseo religioso se puede visitar el Cristo de la Humanidad, de 12 metros de alto, nueve de ancho y un peso de nueve toneladas. Está ubicado en el Balcón del Valle de Neuquén Capital y fue realizado con troncos de coihue provenientes de San Martín de los Andes por el artista Luis David Sissara. 

Los espacios verdes realzan el desarrollo edilicio de los últimos años en Neuquén capital. La ciudad busca protagonismo en el mapa turístico nacional.

Más adelante la Plaza del Centenario refleja la vida de los neuquinos, desde su remodelación en 2004 con motivo del centenario de la ciudad, luce un singular trabajo que simboliza la confluencia de los ríos Neuquén y Limay. 

Muy cerca de la Catedral, siempre sobre la ancha avenida principal, desde 1954 se impone un monumento al general José de San Martín que se colocó cuando la ciudad cumplió 50 años y a pocos metros un monolito recuerda el centenario de la fundación. La gran cantidad de bares y restaurantes que ofrecen los exquisitos platos de la cocina patagónica, junto a varias cervecerías artesanales, muy de moda, permiten al viajero elegir entre varias alternativas. No sólo en el centro se pueden encontrar, también se concentran otras opciones en el nuevo Paseo de la Costa que bordea al río Limay donde se concentran varios y coquetos restaurantes. 

Neuquén tiene balnearios que componen una interesante oferta veraniega como el Sandra Canale, Río Grande, Albino Cotro y Figueroa mientras que en el invierno la atención se pone en las distintas pistas de esquí que se encuentran al sur de la provincia. 

Secreto Patagónico, una bodega boutique.

La ciudad tiene como filón cultural el Museo Nacional de Bellas Artes con cuatro salas de exposiciones y una muestra permanente de 215 obras de artistas europeos y latinoamericanos. 

La entrada es gratuita al igual que el nuevo Espacio de la Energía YPF consistente en juegos didácticos sobre la historia de la energía y el petróleo en la región, desde los orígenes hasta el descubrimiento del yacimiento Vaca Muerta. Lo más atractivo es una sala de cine auto visual, donde las butacas acompañan el movimiento de un avión virtual y por ello los espectadores son asegurados a las butacas con cinturones. 

El Espacio Duam, ubicado en la entrada del aeropuerto, tiene 3.000 metros cuadrados rodeados de una frondosa vegetación, cinco salas equipadas con tecnología de avanzada, donde se desarrollan desde reuniones empresariales a espectáculos musicales. Completan la propuesta casinos y teatros.

 

La ciudad de Neuquén tiene 250 mil habitantes y su desarrollo se manifiesta en la infraestructura de alojamiento categorizada que apuesta al turismo que al margen de los atractivos geográficos concentra las más destacadas bodegas 

Agroturismo

Muy cerca de la ciudad capital funcionan pequeñas chacras y micro emprendimientos familiares dedicados a la producción de frutas finas y hortalizas, cría de animales de granja, elaboración de dulces caseros que organizan eventos para difundir sus productos.

Es el caso de la familia García, en la localidad de Plottier, a15 kilómetros, por la ruta que conduce a Zapala. Agrupados en torno a padres jóvenes y tres hijos que con el eslogan “Casa de Sabores” hacen visitas guiadas para colegios y turistas en las que ofrecen degustación de dulces y licuados de las más variadas combinaciones, y apoyan la práctica de pasantes de las escuelas técnicas de la zona ya que enseñan el uso de herramientas utilizadas en el establecimiento.

Ruta del Vino de la Patagonia

Neuquén forma parte de la Ruta del Vino de la Patagonia y desde la capital se organizan recorridos.

Familia Schroeder. Las bodegas más cercanas a la capital, están en las proximidades de San Patricio del Chañar, como Familia Schroeder que se dedica a la producción de espumantes y vinos de alta gama, como el Pinot Noir.  

Construida en la ladera de una meseta y en cinco niveles que permiten realizar el tradicional método de elaboración por gravitación. El recorrido por las diversas etapas es muy interesante como la Cava del dinosaurio, en el lugar exacto donde fueron hallados, durante su construcción, los restos de un fósil de más de 70 millones de años. Allí se pueden observar algunos restos originales.

Uno de los primeros vinos de la empresa se denominó Saurus en homenaje al hallazgo. La visita finaliza en el Restaurante en Bodega, con vistas a los viñedos, donde se ofrece una excelente carta con comidas de la región.

Bodega Familia Schroeder, muy cercana a la ciudad capital.

Bodegas Patritti. Creada en 2008, elabora 1.500.000 litros anuales de los cuales exporta el 30 a Bélgica, Holanda, Japón, México, Estados Unidos, Brasil, República Dominicana y Uruguay.

La empresa, de origen familiar, contrata el servicio de llenado una o dos veces al año y además de embotellar el vino, lo vende en pequeños barriles de cinco litros.

Secreto Patagónico. Considerada como una bodega boutique, es quizás la más pequeña de las ubicadas en esta zona, ya que cuenta con sólo 1200 hectáreas de viñas rodeadas por plantaciones de álamos para protegerlas del viento. La selección de la uva se hace de manera manual y se traduce en 120 mil botellas anuales. Exportan la gran mayoría de Malbec y Merlot a Brasil, Uruguay, Canadá y Estados Unidos y el Pinot Noir va a Nueva Zelanda y Australia.

Bodega Del Fin del Mundo. Ruta provincial 8 Km 9, en San Patricio del Chañar, a 55 kilómetros de la capital. Es la más antigua de la provincia y elabora vinos Premium de alta calidad, en sus modalidades Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Pinot Noir y Syrah en tintos, y Sauvignon Blas, Chardonnay y Semillon en blancos, exporta a numerosos países.

La visita comienza con una degustación de espumante y se sube a una pasarela que permite observar desde arriba todo el proceso de elaboración. En el trayecto se siguen paladeando otros vinos, se atraviesa el Playón de la Vendimia, la sala de barricas y culmina en la línea Reserva donde nos esperan deliciosas tablas de productos regionales. En época de vendimia se pueden recorrer los viñedos y en julio y agosto, participar de la poda anual de los viñedos.

Malma. El broche de oro es en el Restobar de la Bodega Malma ubicada muy cerca de la anterior, donde disfrutamos de exquisitos vinos de factura propia y de la cocina Patagonia en un ambiente luminoso rodeado de viñedos. Para quienes deseen extender la visita, una moderna posada está dispuesta para ellos. 

De mediados de febrero a fines de abril se hacen tours con reserva para participar de la vendimia.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.