Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Voy de viaje

Riviera Nayarit, la otra cara de las playas mejicanas

Para muchos argentinos, las playas mejicanas son sinónimo de la costa ubicada sobre el Caribe. Pero, del otro lado, sobre el Pacífico, hay destinos como la Riviera Nayarit, con vegetación tropical, mar azul profundo y arenas doradas.

Por Andrés Blanco.

Visitar la Riviera Nayarit, sobre las costas del Pacífico, supone conocer otra cara de México. En esa zona, el turismo no está masificado y sobran los lugares para relajarse y disfrutar de buenos momentos junto al mar.

Se trata de una zona costera ubicada al oeste de México, que comienza un tanto más al norte, a la altura del DF, hasta el sur de la Baja California.

Allí la vegetación es espesa y tropical y el mar azul profundo. Las arenas, doradas.

El ecoturismo y las actividades de agua son los atractivos principales. Buceo, snorkel, stand up paddle (una especie de kayak parado) y surf son algunas de las opciones por las que se puede optar, aún sin conocimiento previo.

Pero si lo que se busca es descanso, está la opción de internarse en un all inclusive y disfrutar de relajantes sesiones de spa.

Es que esa es una de las características de la Riviera: los hoteles de lujo que se encuentran en sus playas. Allí es donde comienza la aventura de sentirse especial.

Durante los días que dure la estadía, el huésped podrá vivir como seguramente lo hacía la realeza en siglos pasados. Al entrar al hotel, los reciben con una bebida fresca y una toallita húmeda perfumada, para amortiguar el calor. A partir de allí, todo lo demás es magia.

Las habitaciones de estos hoteles se caracterizan por el lujo: amplios espacios, el Pacífico de fondo, sommiers en su versión más grande y la mejor decoración. Esto se repite en todos los espacios de los hoteles. Aunque hay distintas opciones y de diferentes tarifas, casi todos son paradisíacos.

En Punta Mita (uno de los poblados de la Riviera), el St. Regis ofrece habitaciones con pileta privada que están a metros de la playa. La privacidad allí es casi absoluta.

Es que en estas costas del Pacífico todavía existen playas casi deshabitadas, poco invadidas por el turismo. Esa es, en gran parte, la magia que ofrece Nayarit.

A una de ellas se accede por agua, nadando por debajo de una caverna. Al otro lado, una playa escondida en el interior de una isla, Las Marietas. Es una de las excursiones más conocidas de la zona y que nadie debería dejar de realizar.

“La Riviera ofrece un abanico de posibilidades: desde hoteles de lujo de alta categoría, hasta alojamiento barato y accesible”, comenta Guillermo, nuestro guía. Es que si bien el visitante puede optar por el lujo, también existe la posibilidad de alquilar una casa o acampar.

Vida de pueblo en el mar

Sobre la Riviera hay muchos pueblos que viven del mar. La pesca y el turismo son las principales actividades en la zona.

Uno de los tantos poblados que asoman sobre la costa es San Pancho. Allí viven poco más de 1.000 personas, lo que hace de este lugar el ideal para desconectarse de la rutina. La vida de pueblo y las tradiciones reinan en el lugar. En las calles hay vendedores ambulantes que ofrecen hierbas medicinales o pan casero. Los gallos cantan por las mañanas, mientras las olas rompen de fondo.

La amabilidad en esta zona de México hace de la estadía algo especial. En las calles, en el hotel, en la playa. Quien sea la persona que se cruce, ofrecerá una sonrisa y un gesto que alegrará el día. Pareciera que no conocen lo que es el mal humor.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.