Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Exóticos

Noche y día en Estambul: un paseo por la ciudad turca

Vale la pena salir a caminar por las calles turcas, probar su gastronomía y descubrir mezquitas y palacios imprescindibles. 

Por Lisandro Guzmán.

En plena noche turca, en medio del pintoresco y concurrido barrio de Besiktas, un vendedor ambulante nos invita a comer unas “cholgas” rellenas. Se ven apetecibles. “Midye dolma”, repite en su turco natal. Son moluscos rellenos con arroz, agradables al paladar, y al bolsillo: con apenas unas 2 liras turcas (unos 10 pesos argentinos) se pueden degustar.

Si uno sigue la caminata, con el Bósforo como escenario natural, se encuentra con diferentes puestos callejeros. Comidas como los “döner” (láminas de cordero, pollo o ternera) o los bollitos rellenos “börek” se encuentran por todas partes. 

Si a esto le sumamos un “Ayran”, el típico yogur blanco turco, la mezcla da un resultado explosivo para nuestro estómago no preparado para las delicias callejeras. De postre, un típico helado turco (con la típica magia y malabares del vendedor). Vale la pena probar. Vale la pena salir a caminar por las calles turcas de noche, es una experiencia única, recomendable.

Estambul –tranquilamente- pelearía el puesto con otras ciudades por ser la Capital del mundo. Se ve de todo y hay de todo. En el sentido literal de la palabra es: grandiosa. Ubicada sobre dos continentes es el portal de ingreso de Europa a Asia.

GALERÍA DE IMÁGENES. La grandiosa Estambul en fotos

EL GRAN BAZAR. Qué comprar, cómo comprar

El auge de las novelas turcas en latinoamérica despertaron el interés por esta ciudad. Los argentinos son de los turistas que más elige a la ciudad turca.

Palacios, mezquitas, muros y nuevos edificios se entremezclan con la cultura milenaria de la vieja Constantinopla. Durante el día son imperdibles las visitas a la Ciudad Vieja, en el lado europeo. 

Qué hacer

Santa Sofía. Es uno de los lugares símbolos de Estambul. Obra maestra del arte bizantino fue Fue construida durante el mandato de Justiniano entre los años 532 y 537. En 1935, el primer presidente Atatürk transformó el templo en un museo para evitar disputas entre religiones. Su interior es sobrecogedor.

Mezquita Azul. Turísticamente se la conoce con ese nombre, pero en verdad se llama la mezquita del Sultán Ahmed. Fue construida entre 1609 y 1616. Fue inaugurada en el año 1617 durante el mandato de Mustafá I. es la mezquita más representativa de la ciudad. Permanecerá cerrada por refacciones durante 3 años. Para ingresar, al igual que en otras mezquitas, hay que descalzarse. 

La Cisterna Basílica. Es una de las múltiples cisternas que hay en Estambul. Son depósitos que se construyeron para que la ciudad  tuviera reservas de agua en caso de ser atacada. Esta cisterna fue construida en tiempos de Justiniano I (527-565) para abastecer al Palacio Bizantino.

Cruceros por el Bósforo y cafés. Se pueden realizar todos los días a costos muy accesibles.

Ciragan Palace Kempinski. Es uno de los hoteles de lujo, cinco estrellas de Estambul. Alojarse durante una noche puede costar unos 5000 pesos argentinos. Artistas, miembros de la realeza y políticos se alojan en este gran palacio que en la antigüedad fue una residencia de sultanes. Las habitaciones cuentan con vistas tanto al Bósforo como al parque Yıldız. Web de Ciragan.

Por Turkish Airlines. Salida desde Ezeiza en vuelo de Turkish Airlines (a las 23.10) con destino a Estambul. Tiene una escala en San Pablo de poco más de una hora sin bajar del avión. Se llega a las 22.10 a Turquía. Para quienes hagan sólo escala en Estambul,  Turkish Airlines tiene un servicio de hoteles asociados. Para quienes contraten servicio business podrán disfrutar de los servicios del Lounge Istanbul de Turkish Airlines

Flight Trainning Center de Turkish Airlines. El centro de entrenamiento para vuelos de Turkish Airlines es un espacio único. Cuenta con 15.600 m2. Allí se capacitan  todos los pilotos de la aerolínea (de 55 nacionalidades) y personal de a bordo. En el lugar hay simuladores de vuelo y espacios destinados para todo tipo de capacitaciones.

Cuándo viajar. Lo ideal es ir en otoño y primavera. Los veranos son muy sofocantes. 

Dónde informarse

www.meridian.com.tr

www.kulturturizm.gov.tr

www.turismodeturquia.com

www.estambul.org

http://www.hometurkey.com

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.