Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Voy de viaje

Navegar por el mítico Mekong en Vietnam

A 70 kilómetros al noroeste de Ho Chi Minh, en una verdadera jungla, se encuentran los túneles de Cu Chi, acondicionados para recibir miles de visitas diarias.

Por Redacción LAVOZ.

A 70 kilómetros al noroeste de Ho Chi Minh, en una verdadera jungla, se encuentran los túneles de Cu Chi, acondicionados para recibir miles de visitas diarias.

Es una entramada galería, construida a seis metros de profundidad, que fue utilizada desde 1960 hasta el final de la guerra como refugio subterráneo. Allí se escondían los vietcong para sorprender al enemigo.

En la actualidad se puede recorrer sólo una pequeña porción del total de 200 kilómetros.

Túneles de Cu Chi habilitados para los turistas.

Es una experiencia sobrecogedora y angustiante: se ingresa y se sale por escaleras, pero el interior se recorre reptando porque son muy estrechos. De ahí a la claustrofobia hay un solo paso, pero con muy buen criterio, construyeron varias salidas cercanas para evitar problemas. 

En el recorrido por el inmenso complejo, los guías muestran cómo se fabricaban y utilizaban las trampas caseras, con estacas de bambú afiladas que herían de muerte al enemigo. En el lugar y camuflados, había hospitales, comedores y dormitorios para largas estancias subterráneas. Se estima que unas 10.000 personas llegaron a vivir en los túneles.

En otro sector del predio, se ofrece merchandising de réplicas de armas y balas, pero no se aconseja adquirirlos porque luego son decomisados por la Aduana en el aeropuerto. En el polígono de tiro se permite disparar, previa instrucción, con las mismas armas y municiones reales que se utilizaron en la última guerra, es decir, un AK 47 de los vietcong o un M 16 de los norteamericanos. Por momentos en el lugar se tiene la penosa sensación de que la guerra continuara.

Paseos fluviales por el Mekong. Se visitan distintas islas que integran un tour turístico.

Por último, un centro de información proyecta un video con imágenes reales, que permite vivenciar la guerra que dejó varios millones de muertos y heridos.

Excursión fluvial

Es el quinto río más largo de Asia (4.880 kilómetros) de los cuales sólo 230 kilómetros atraviesan Vietnam, tras su nacimiento en la meseta tibetana de China y su paso por Tailandia, Camboya, Laos y Birmania. 

Las aguas son de color marrón (muy similar a nuestro Paraná) y se puede recorrer en distintos tipos de embarcaciones, preparadas especialmente para los turistas, pero también utilizadas por los habitantes de las numerosas islas que se encuentran en su cauce. Precisamente, varias de esas islas integran el tour turístico que penetra por senderos, en medio de una densa y verde vegetación, con viviendas típicas de los pobladores, algunas con su propio cementerio.

Todo está preparado para el turista. Se realizan paradas en pequeños y simpáticos bares, donde sirven de manera gratuita té frío con algunas delicias de la región. En ocasiones, aparecen conjuntos musicales a los que hay que dejarles una propina. 

En esos mismos sitios se venden toda clase de recuerdos y artesanías cuyos precios originales nunca se sabrán con certeza, ya que el regateo es la ley primera.

Dedicado al turismo, Vietnam ofrece muchas alternativas de paseos.

La lluvia, principalmente en septiembre, acompaña todos los recorridos, hasta llegar al precario embarcadero desde donde parten los numerosos botes tripulados por dos remadores, en su mayoría mujeres, que recorren algunos de los tantos canales que serpentean la espesa jungla. 

En el delta del Mekong viven unos 20 millones de personas y se le conoce como la “despensa de Vietnam”, por ser la zona de mayor producción de arroz del país.

Hasta su desembocadura en el Mar de la China Meridional, el río atraviesa ciudades como Can Tho, la más importante; My Tho; Chau Doc; los mercados flotantes de Cai Rang y Cai Be, e incluso se puede llegar a Camboya.

En distintos sectores de la ciudad se levantan numerosas pagodas chinas, construcciones multicolores, estatuas de divinidades fantasmales y algunos símbolos de la filosofía budista y taoísta. Entre estas se destaca la Hoang Ngoc y el templo de Thien Hau, del siglo 19, dedicado a la diosa china del mar, protectora de los pescadores. En su interior se pueden apreciar numerosas figuras en cerámicas y antigüedades que recuerdan a los primeros chinos llegados desde Cantón.

La Ópera

En Vietnam no todo remite a la guerra. El edificio de la Ópera, inaugurado el 1 de enero de 1900, durante el período colonial francés, tiene una cartelera de  importantes obras y shows, principalmente aquellos que destacan las danzas tradicionales vietnamitas.

El Museo de Vestigios de la Guerra expone aviones, tanques y artillería capturada a los Estados Unidos.

También el espectáculo Water Puppet Show (marionetas en el agua) que se desarrolla en el Teatro del Dragón y que es magnífico. Son 45 minutos, en 17 actos que, con la participación de numerosas marionetas, revela las distintas etapas en la vida de los habitantes del país. Se apoya en seis cantantes y músicos que cantan, hacen las voces y tocan sus instrumentos, mientras debajo del agua, otras seis personas logran dar vida a los muñecos.

Antes de abandonar Ho Chi Minh, amerita una pasada por el mercado Ben Thanh Market, el más grande de la ciudad, donde se puede encontrar de todo, desde ropa y calzado, a precios a veces irrisorios, hasta vegetales, mascotas, comidas, ferretería, y polirrubros. Funciona de 7 a 18, aunque la mayoría de los comerciantes luego de ese horario continúan con sus ventas en la calle.

Gastronomía

La gastronomía ocupa un lugar preponderante en la vida diaria. Los distintos platos siempre tienen guarnición de arroz, salsas de pescado y soja, algunas de la cuales, de color rojo, son muy picantes.

Gastronomía típica. Abundante, variada y exquisita

El pescado, pollo y cerdo se presentan con muchos vegetales salteados, hierbas y especias y en ninguna comida falta un cuenco con sopa de fideos o arroz y rollitos primavera, hechos con papel de arroz.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.