Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Voy de viaje

Los Onas ganan el Cerro

Cuando se habla de alojamiento destinado a jóvenes estudiantes o mochileros, con servicios y tarifas menores a los de un hotel, se piensa en la tipología hostel. En el Cerro de las Rosas, hay un establecimiento que rompió ese molde, Onas Hostel & Suites.

Por Redacción LAVOZ.

Si nos ajustamos a la tipología que define un hostel, debemos pensar en un albergue, para estudiantes o jóvenes mochileros, que no tienen problemas en dormir y compartir la habitación con otros compañeros de cuarto a los que ni siquiera conocen.

Esas características llevan implícito que el costo es mucho menor al de un alojamiento tradicional, como un hotel u otro establecimiento en el que no se comparte el cuarto. También son menos los servicios que se prestan y prácticamente no existen los amenities.

Jardín delantero e ingreso principal de Onas Hostel & Suites, en avenida Rafael Núñez 4264.

Para romper con esa tipología e incluso con cualquier molde de hostel que uno tenga en mente, en el corazón del Cerro de las Rosas, Rafael Núñez 4264, abre sus puertas Onas Hostel & Suites, un hostel boutique.

Se preguntará cómo es esto. Bueno, es un establecimiento que desde su jardín delantero, apenas se ingresa al predio, comienza a sorprender por su diseño y ambientación. Una vez transpuesta la puerta de entrada, la sorpresa se convierte en admiración y así seguirá hasta el jardín posterior.

En el interiorismo priman las fusiones: se suceden una puerta art noveau hermanada con un cubo de vidrio hipermoderno; una lámpara de diseño de autor; una mesa art deco, y unas sillas al mejor estilo stark.

Onas tiene habitaciones compartidas, con capacidad para cuatro, cinco, seis y ocho huéspedes, todas con baño privado, aire acondicionado, amplias y muy luminosas y sus correspondientes lockers. Pero también tiene suites, para dos personas, con baño, aire acondicionado y amenities que nada tienen que envidiarle a un hotel. Para todos los huéspedes, el desayuno está incluido en la tarifa, al igual que el servicio de Internet Wi-Fi de 30 Mb.

Precisamente, la tarifa es un poco más elevada que las acostumbrada para la tipología hostel, pero los servicios, amenities y las instalaciones de Onas lo justifican. Arrancan en los $ 230 la más básica y $ 250 la normal, por persona, y las suites van de los $ 800 a $ 1.000, por noche por habitación.

Interiorismo y diseño, detalles diferenciales del hostel.

Además, el hostel boutique tiene algunos detalles diferenciales, como una habitación exclusiva para mujeres, pensada para huéspedes femeninas que quieran privacidad; una sala de cine, con un estilo muy descontracturado, como todo el hostel, amplios y cómodos almohadones en el suelo, aire acondicionado, proyector de 80”, conexión a Netflix y una Play Station 3.

El diseño e interiorismo sorprenden desde el ingreso, con una mezcla de culturas: de pronto parece una jungla, con el verde como principal componente: en el siguiente ambiente espera un bistró francés que remite a las calles de París, y casi simultáneamente se encuentra la mística India. Sin olvidar, claro, Londres y Berlín, presentes en el Onas Bar, donde conviven lo under del street art con una gran historia, puertas antiguas, sillones Luis XV, etcétera. 

La piscina y parte del jardín posterior del hostel boutique.

Luego, los ojos descansan en el jardín donde predomina el blanco y lo convierte en un oasis de paz, cálido, colorido, descontracturado y para admirar, con una piscina de 80 metros, camastros, reposeras, sombrillas, quincho, asador y una parquización muy cuidada. El lugar podrá ser alquilado para eventos privados de 50 a 100 personas, con la gastronomía y bebidas incluidas, una alternativa más que brindará el hostel.

El Onas resto bar estará abierto al público (ideal para reuniones de trabajo) y en él los huéspedes tendrán un 20 por ciento de descuento en sus consumos.

Desafío

Al frente del hostel está Bryan Lacuara, quien detalla algunos secretos del emprendimiento: “Habíamos visto un par de hostel en Nueva Córdoba y teniendo esta propiedad acá, dijimos 'probemos, lo hagamos acá, con el desafío que era hacerlo en el Cerro”.

Lo consideraron un desafío, porque sabían que los mochileros o jóvenes usuarios de este tipo de alojamiento van a Nueva Córdoba y se quedan allá porque encuentran todo lo que buscan. “Por eso –explica– planificamos un hostel 'de entretenimiento', aprovechando todo lo que se está haciendo en ese sentido en el Cerro, por todas las usinas gastronómicas que tiene y porque creemos que le viene muy bien a la (avenida Rafael) Núñez. Entonces dijimos acá lo podemos hacer”.

Una de las suites, cálida y moderna decoración.

Además, ven la necesidad de posicionar a Córdoba desde otro punto de vista y lo entienden así: “Somos gente ligada al entretenimiento y pensamos que si hay recitales, el Cosquín Rock o los festivales, por ejemplo, la gente que venga del interior o de otras provincias, haga base en Onas y de aquí se mueva a los distintos destinos”.

Pero, en el planning de la organización también entra la posibilidad de ofrecer excursiones a los huéspedes, ya están viendo algunas estancias, la Quebrada del Condorito para avistajes, o un día de polo o golf, etcétera.

Onas ya está trabajando y desde el pasado miércoles se encuentra con ocupación plena, por la realización del Campeonato de la República Cadetes y Juveniles de Natación que se realiza en la pileta del CAR, en el Estadio Kempes.

También ya tienen contratado todo el hostel para cuatro casamientos que se realizarán en la zona y los invitados se alojarán todos en Onas.

Vista de una de las habitaciones compartidas.

“La idea es irnos posicionando también en eventos deportivos y sociales, como circuitos de ciclistas o encuentro de usuarios de Harley Davidson, por ejemplo”, indica.

Otro detalle diferencial de Onas será la cocina, con menús temáticos: habrá un día de asado, con los cortes tradicionales; otro día de pizzas; otro de comida peruana, y así, para ofrecer variedad con calidad. Además, estará el menú del resto bar y se harán convenios con restaurantes de la zona.

Lacuara afirma, finalmente: “El pasajero normal de hostel se aloja, a la mañana desayuna y sale, para volver a la noche a dormir. Acá queremos que el huésped tenga motivos para quedarse, por eso la cantidad de amenities que ofrecemos, como el jardín con la piscina”.

Para el futuro, los propietarios de Onas proyectan replicar este modelo de negocio en el exterior. 

Los creadores

Arquitecto: Juan Roque Allende

Diseño e Interiorismo: Eugenia Beltrán y Pilar Carranza

Parquización: Jorge García Torres.

Capacidad: 42 huéspedes, en tres suites (base doble) y seis habitaciones compartidas, con capacidad para cuatro, cinco, seis y ocho huéspedes. 

Todas las habitaciones, excepto una, tienen baño privado y las suites cuentan con amenities y comodidades propios de un hotel, y desayuno bufé que está incluido en la tarifa.

Todas las habitaciones y ambientes tienen aire acondicionado frío/calor.

Servicio gratuito de Wi-Fi de 30 Mb.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.