Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Voy de viaje

Disfrutá Ski Portillo con la nieve de primavera

Es el centro de esquí más antiguo de Sudamérica; está situado a casi tres mil metros, en el corazón de la cordillera, y se llega en dos horas desde Santiago de Chile. Ski Portillo aparece como una de las opciones más accesibles para los cordobeses esquiadores.

Por Juan José Erramouspe*.

En el hogar la leña arde y produce ese efecto hipnótico del fuego que atrae la mirada. En los amplios y cómodos sillones se mezclan los idiomas, los sexos, las edades y los colores de la ropa apta para esquiar, en una Babel de visitantes.

De pronto, el diálogo atrae la atención y, sin dejar de mirar las llamas que crepitan, presto atención. Una tonada típicamente argentina pregunta y la otra voz, indudablemente chilena, responde.

“A mí lo que gusta es la facilidad para llegar; me tomo el avión en mi ciudad y a las cuatro horas estoy acá, en el hotel”. “Mira, en mi caso, salgo de Santiago en el auto y dos horas después estoy acá, pero lo que más me atrae es que puedo salir del hotel esquiando, po. ¿Cachai?”.

Piscina y dos jacuzzis con agua caliente, rodeados de nieve. Un lujo.

La escena transcurre en el amplio living del segundo piso, en el hotel de Ski Portillo, centro de esquí de Chile ubicado en un profundo valle en el corazón de la cordillera, a 160 kilómetros de la capital chilena y a 1,8 kilómetros del paso fronterizo, el túnel que cruza a la Argentina.

Y tras escucharlos, con la premisa de que son esquiadores y, como tales, lo más importante para ellos es esquiar, se entiende el diálogo. Uno, el argentino (cordobés, para más datos), aprecia la cercanía y la facilidad que le brinda le conectividad aérea para llegar en pocas horas. El otro, santiaguino, ya sabe lo de la cercanía, entonces le suma un valor agregado: salir del hotel esquiando. Ambos lo ameritan.

Y es que eso ocurre con Ski Portillo: el local de alquiler de equipos, donde también está el espacio de guarda de esquíes, tablas y botas, está separado de la pista de esquí por una puerta corrediza de vidrio y tres escalones, traspuestos los cuales, el esquiador se encuentra ya en condiciones de deslizarse por la superficie nevada.

Si el visitante es novato o principiante, a escasos 50 metros ya está el instructor esperándolo para impartirle los conocimientos rudimentarios que le permitan comenzar a sentir el placer de esquiar. 

Si, por el contrario, se trata de un experto esquiador o “snowbordista”, directamente se dirige a uno de los cercanos medios de elevación, en los que nunca tendrá que hacer cola o esperar más tiempo que el necesario para ubicarse en posición y esperar que llegue la silla, y en pocos minutos estará en el inicio de la pista elegida, de las 17 habilitadas.

Además, para los más osados o profesionales, hay excelente esquí fuera de pista y la posibilidad de hacer heli-ski.

Y para acceder a todas estas opciones, Portillo ofrece dos andariveles de sillas cuádruples, una triple, dos dobles, tres va et vient y cinco de arrastre, o sea, 13 medios de elevación. 

La nieve de primavera

Portillo, ubicado a 2.880 metros de altitud con una altura máxima de 3.310 metros, tiene un promedio anual de nieve caída de 8,3 metros y el pronóstico marca, en promedio, 80 por ciento de días de sol. 

El pasado martes nevó todo el día (4,5 metros acumulados), así que las pistas recibieron un “baño” de nieve en polvo que las dejó en inmejorables condiciones.

Testimonio de ello dieron los miembros del equipo austríaco de esquí olímpico, que todos los años se alojan una semana para realizar su entrenamiento. Verlos bajar por las pistas Roca Jack o Garganta, deslizándose a más de 100 km/h, despierta mucha admiración y algo de envidia.

Una “selfie” en Tío Bob, el restaurante en lo alto de la montaña.

Pero aún se esperan nuevas nevadas, ya que es un clásico “la nieve de primavera” que todos los años llega en septiembre y permite prolongar la temporada hasta los primeros días de octubre. Además, es temporada baja, con la ventaja en las tarifas que ello implica.

Otros servicios

El centro de esquí Portillo cuenta, además de las opciones de alojamiento, con instalaciones recreativas como fitness center, discoteca, custodia de esquíes, tablas y botas, sala de juegos, gimnasio, sala de yoga y taller de reparación de equipos, entre otras. 

En el nivel 1 se encuentra el cine, la guardería infantil, el autoservicio, la recepción del hotel y la tienda Portillo Tours and Travel. En el segundo piso se encuentra el amplio salón living con la terraza, el cyber café, el bar y el comedor principal. 

Todos los domingos, alrededor de las 20 y antes del primer turno de cena, se sirve en el living un cóctel con deliciosos tragos, oportunidad para que los huéspedes puedan compartir y conocerse. Es el momento en que el gerente de Ski Portillo, Miguel Purcell, brinda la bienvenida. 

Al respecto, vale mencionar que es tal el ambiente de familiaridad, que es común ver a Henry Purcell, el dueño del complejo, y Miguel, el gerente, compartiendo con sus familias una mesa en el comedor. Y si esquía, el huésped se podrá cruzar a la mañana con Henry y Miguel en alguna de las pistas de esquí.

Panorámica   del complejo de Ski Portillo. El hotel, Inca Lodge y Octógono, los chalés, los medios de elevación y las pistas. Todo servido para aprovechar hasta octubre la nieve de primavera.

El complejo cuenta también con una sala de pesas, gimnasio y sala de elongación y de yoga; un sauna y área de masajes; una multicancha, acondicionada para vóley, básquet, fútbol y bádminton, y se organizan torneos de estos deportes.

Párrafo aparte merecen la piscina y los jacuzzi ubicados en el deck, al pie del balcón, en los que el agua ronda los 40 grados mientras la nieve rodea todo el entorno. Estar sentado en uno de los jacuzzi o nadando en la piscina con los copos de nieve cayendo sobre la cabeza, es una experiencia inolvidable.

También la gastronomía de Portillo se destaca: sabores autóctonos, con toques gourmet; mariscos y pescados; verduras y frutas siempre frescas; panificación propia, y una carta de vinos más que completa, conforman la propuesta.

Para no desentonar, el ejército de mozos, capitaneados por don Juan Beiza, hace que el momento del desayuno, almuerzo, merienda cena, sea tan atesorable como el resto del viaje.

Y, por último, si lo que quiere es almorzar o tomarse un chocolate caliente para recomponer fuerzas, la alternativa es el restaurante Tío Bob, enclavado en lo alto de la montaña con una impresionante vista hacia el valle y la laguna del Inca. Luego, con los esquíes, puede bajar por la pista Plateau. Otra experiencia inolvidable.

Lo que hay que saber

Cómo llegar: con LAN, desde Córdoba a Santiago de Chile, nueve vuelos semanales. Tarifa: desde $ 2.649. 

Compras y consultas: LAN 0810-9999-526     www.lan.com

Alojamiento: tarifas del hotel Portillo, en dólares, por persona, por semana,

Habitación doble Valle, 2.100 (en baja) y 3.100 (en media). Doble Lago, 2.300 (baja) y 3.300 (media),

Departamento familiar, dos baños, 2.100 (baja) y 2.800 (media).

Niños, de 4 a 11 años, con adulto, 1.050 (baja) y 1.300 (media). 

Jóvenes, de 12 a 17 años, con adulto, 1.150 (baja) y 1.500 (media). 

Niños, hasta 3 años, sin cargo. Octógono Lodge, 1.390 (baja) y 1.800 (media); en triple (tres personas), 1.550 (baja) y 2.090 (media), y en doble (2 personas), 1.800 (baja) y 2.490 (media).

Inca Lodge, 990 (baja) y 1.100 (media).

Inca Lodge triple (3 personas), 1.050 (baja) y 1.150 (media).

Inca Lodge doble (2 personas), 1.190 (baja) y 1.350 (media).

Chalés, desde 5.300 (baja) y 7.200 (media), por chalé.

Más información: www.skiportillo.com

* Especial

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.