Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
En familia

Villa Pehuenia: aldea de montaña a orillas del lago

Enclavada al pie de la cordillera de los Andes y a orillas del lago Aluminé, recibe Villa Pehuenia, la aldea de montaña, tal como gustan llamarla los casi dos mil habitantes que la pueblan. Impactante naturaleza e impronta mapuche, en un marco de gran tranquilidad.

Por Juan Carlos Lopresti*.

Para llegar desde la capital neuquina (310 kilómetros) se avanza por ruta 23 hasta Zapala, se atraviesa Cutral Co y Plaza Huincul, y desde allí por ruta 13, con un tramo de 60 kilómetros de tierra bien consolidada, entre bosques de milenarias araucarias y pinos se comienzan a avistar las aguas cristalinas del lago Aluminé, hasta llegar a Villa Pehuenia ubicada a 1.300 metros de altura.

El lago tiene siete bahías y varias islas en su interior, a las que se accede en lanchas y donde reciben las playas cubiertas de arena volcánica que se calientan rápidamente con la acción del sol y son tan frecuentadas en verano para la práctica de actividades acuáticas.

Artesanías regionales, una tentación irresistible para los turistas.

El centro comercial de Villa Pehuenia se encuentra disgregado lo cual lo hace más pintoresco, con bares, restaurantes construidos sobre pilares de madera, negocios de ventas de alimentos regionales elaborados en base al piñón, que es el fruto de la araucaria hembra y con el cual se pueden fabricar alfajores, galletas con harina de piñón, licores, pasta, o bien degustarlos en almíbar o en escabeche.

Esos frutos caen naturalmente de las ramas a fines de febrero y comienzos de marzo y su recolección se realiza manualmente, luego se hierven durante dos horas, se pelan en caliente y se consumen así o tostados y se pueden agregar a cualquier comida a la que otorgan un sabor especial.

Con una hotelería y cabañas de primer nivel, en su mayoría fabricadas de madera, con todos los servicios, esta pequeña pero espléndida población, ubicada a 11 kilómetros de la frontera con Chile, recibe turistas durante casi todo el año.

Impronta mapuche

En Villa Pehuenia, la comunidad mapuche está muy arraigada y sus miembros se encargan, por ejemplo, de administrar el cerro Batea Mahuida, a unos 10 kilómetros. del radio céntrico. Es un parque de nieve donde se desarrollan todas los deportes invernales tales como esquí, snowboard, trineos, o paseos guiados en raquetas y moto ski. Cuenta con una escuela deportiva a cargo de profesores mapuches de la comunidad Puel y tiene el privilegio de tener muy buena calidad de nieve por la ubicación geográfica del cerro que la mantiene de junio a octubre.

Postal de ensueño. Atardecer en la villa que crece junto al lago.

La villa es un lugar soñado que tiene programadas una serie de obras para mejorar los servicios turísticos. Entre ellos está en carpeta la nomenclatura de calles, la revalorización del río Aluminé y las costas del lago con el apoyo de la comunidad Catalán. 

También está previsto mejorar el muelle turístico y el paseo costanera que permitirá realizar un recorrido peatonal en medio de un paisaje excepcional con el lago de un lado, las montañas nevadas al fondo y el área gastronómica, por el otro lado.

Villa Pehuenia, embarcadero sobre el lago Aluminé.

En verano se realiza el Festival del Lago que consta de encuentros deportivos, culturales y gastronómicos, que concitan la atención de miles de visitantes que colman la jerarquizada infraestructura de alojamiento.

Moquehue 

Frente a Villa Pehuenia, se encuentra Moquehue (“lugar de ensueño”, en lengua mapuche), a orillas del lago homónimo, cuyas características son las de una villa de montaña, más pequeña que Pehuenia, pero con maravillosos paisajes y una gran tranquilidad.

Festival del Chef

Entre las distintas actividades que la villa programa a lo largo del año, la que más se destaca es el Festival del Chef Patagónico, que este año cumplió su 11ª edición, siempre bajo el madrinazgo de la conocida cocinera Dolli Irigoyen. 

El encuentro atrae gente de toda la región, incluso de Chile, y que colman las instalaciones añadidas a la Biblioteca Popular Maestro Galeano, ubicada en el Centro Cívico y que comparte con la Municipalidad, la Policía, el Banco y el Registro Civil. Se trata de tres días en los que se realizan clases magistrales de cocina a cargo de conocidos chef del país, talleres de formación y capacitación, feria de productos patagónicos, patios de comidas rústicas y gourmet y un patio cervecero y de vinos de la región. 

Cazuela de cordero, una de las especialidades de la cocina patagónica.

La entrada al festival es gratuita y en su interior, el público local y turistas se ubican en largas mesas donde comparten los exquisitos platos que se elaboran en el momento, como el cerdo marinado, cazuela de cordero con piñones, hierbas de la montaña y chorizos ahumados; gulash de cordero, croquetas de trucha, morcilla de pavita o pechuga de pavo.

La organización está a cargo del Municipio de Villa Pehuenia con el apoyo de la Cámara de Turismo, Industria y Comercio y otras entidades públicas y privadas y su éxito se acrecienta año tras año motivo por el cual se prevé un traslado a las nuevas instalaciones de un polideportivo próximo a inaugurarse.

*Especial

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.