Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
En auto

Cómo planificar un viaje en auto a Brasil

A lo largo de estas columnas trataremos de brindar algunas sugerencias para planificar el viaje en auto a las playas del Sur de Brasil, del Este de Uruguay, del Centro-Norte de Chile y de la Costa Atlántica Norte de la Argentina.

Por Robert Andrew Keegan (Especial).

El año se termina y la necesidad de iniciar cuanto antes las vacaciones se agiganta. Para algunos las vacaciones comienzan cuando se llega al destino elegido y se pone un pie en la arena; para otros, cuando se cierra la puerta de casa y arranca el vehículo; y no faltan los que empiezan a disfrutar con la planificación de las vacaciones. El destino, precios y distancias son las primeras inquietudes que surgen a la hora de decidir.

Cada región o país tienen sus características propias, las que intentaremos de ir describiendo para ayudar a cada viajero a organizar su viaje en función de sus propios gustos.

Y empezamos por Brasil, uno de los destinos más buscados por los cordobeses que viajan a esas playas de arena fina y aguas templadas. Allá vamos.

Llegar a Floripa

La región de Florianópolis y hasta Balneario Camboriú es la zona más elegida por los cordobeses que van en auto. Tan anhelada es que muchos deciden sin titubear emprender los dos mil kilómetros que nos separa con tal de disfrutar de aquellas playas.

Semejante travesía en pleno verano, con altas temperaturas y ocasionales tormentas, no es un viaje simple; e inexorablemente trae aparejado una pernoctación.

En primer lugar, e independientemente del balneario elegido, es recomendable hacer el recorrido junto con otros viajeros. Ir en caravana hace que uno se sienta más protegido ante la más mínima contingencia que se nos pueda presentar en el camino.

Viaje de día, el sol sale bien temprano y de esta manera se puede aprovechar la jornada. (Vale la pena además transitar la peligrosa ruta nacional 19 hasta San Francisco antes de que las poblaciones que atraviesa entren en plena actividad).

Un simple y mínimo desperfecto en el auto puede transformarse en una odisea en el medio de la noche con toda la familia a bordo, y ni hablar si acontece en un país que uno no conoce profundamente.  Por seguridad, propia y ajena, no se detenga en la zona de banquinas, en especial en los accesos de las grandes ciudades.

Disponga de tiempo para parar a descansar y cambiar de aire. Es un viaje largo y se complica un poco más cuando apenas se pasa la avenida Circunvalación de Córdoba y se escucha desde los asientos traseros: “¿falta mucho?” o “¿cuándo llegamos?”. El descanso también le vendrá bien al auto, en especial en las horas de mayor calor.

Un plan ideal sería salir muy temprano y tratar de hacer noche lo más adentro posible del territorio brasileño, para que nos quede un tramo no tan largo para el día siguiente y poder llegar alojarnos en el destino elegido en un horario apropiado.

También sería bueno aprovechar esa “escala programada” no como un lugar para pasar la noche sino también para relajarse y hasta disfrutar de la pileta. Al fin de cuentas las vacaciones ya empezaron.

Resulta llamativo ver cómo se saturan de golpe los hoteles a eso de las 21 cuando todos los viajeros deciden hacer un alto en la ciudad en que los haya agarrado la noche.

Pero por más que hayamos planeado todo y que el viaje vaya saliendo tal como fue proyectado, hay factores que no se pueden manejar. Uno de ellos es la demora que podamos tener en la frontera para realizar los trámites migratorios…

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.