Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
En auto

Viaje en auto a Brasil: los pasos fronterizos

Hay una diferencia muy grande entre los dos pasos más utilizados para “hacer aduana” hacia Brasil. Paso de los Libres-Uruguayana es el más concurrido y, por ende, donde hay mayores demoras; mientras que el de Santo Tomé-São Borja es un poco más ágil al estar unificado.

Por Robert Andrew Keegan (Especial).

La elección del paso a utilizar está dado por la ruta a seguir más que por la demora en cruzar la frontera.

Paso de los Libres-Uruguayana

Lamentablemente, desde el Campeonato Mundial de Fútbol de 2014, las autoridades brasileñas se retiraron del Centro Integrado Fronterizo de Paso de los Libres. Es por ello que hay que hacer dos colas: la salida del lado argentino, cruzar el puente y realizar el ingreso al Brasil en Uruguayana, donde suele haber un cuello de botella por la menor cantidad de personal brasileño afectado.

La realidad indica que hay días picos en los que cruzar la frontera puede demorar varias horas. Si fuese posible evite los fines de semana, porque en esos días se juntan el tránsito turístico con el habitual e intenso intercambio regional o vecinal. En honor a la verdad, las 24 horas está repleto de gente, con una lógica disminución hacia las últimas horas de la noche.

Si uno salió muy temprano de Córdoba, no es de extrañar que se arribe a la frontera con el pleno calor de la siesta, lo que puede hacer más agobiante aún la espera.

Es recomendable llenar el tanque de combustible en Pasos de los Libres (inclusive hay una estación de servicio a metros del mismo centro fronterizo) y luego buscar un lugar para el estacionamiento, lo que puede ser una odisea en los momentos de gran afluencia.

Tenga en cuenta que deberá estacionar y dirigirse con “toda la tripulación” a realizar el trámite de manera personal. Es por ello que debe tener un especial cuidado con los elementos que quedan en el auto. Lleve consigo los elementos de valor y toda la documentación requerida, en especial los días en los que se hace una larga fila de vehículos.

Otro dato útil se refiere a si tiene equipos electrónicos que declarar ante la Aduana, ya que puede generar el formulario F121 vía Internet en la página oficial. Evitar llenar un formulario a mano con los números de serie de los equipos y que se lo selle un funcionario agiliza mucho al momento de pasar por la frontera.

Finalizado el trámite argentino hay que volver al auto, cruzar el puesto y apenas se termina de transitar el puente internacional Agustín P. Justo-Getúlio Vargas se dobla a la derecha al puesto brasileño de frontera.

Nadie lo va a parar, y podría seguir viaje, pero sería un ingreso ilegal con todas las consecuencias que eso podría tener ante un simple control policial o en caso de un accidente, con todas las demoras, procesos judiciales y multas correspondientes.

Volviendo al puesto de frontera de Uruguayana, es muy recomendable llevar impresas las tarjetas migratorias, que se pueden bajar de la página oficial de la Policía Federal de Brasil.

Tenga en cuenta que deberá conservar este papel hasta la salida del vecino país. Es responsabilidad personal hacer entrega de la tarjeta migratoria a las autoridades. No le darán constancia de la recepción, pero el no proporcionar dicha tarjeta lo hará pasible de una multa en el futuro cuando intente volver a ingresar al Brasil.

Otro dato que no se puede soslayar es que no hay casas de cambio oficiales ni en Paso de los Libres ni en Uruguayana, y se van a necesitar 23 reales como mínimo para el pago de los peajes desde Porto Alegre en adelante. El resto de los gastos se pueden cubrir tranquilamente con las tarjetas de crédito y de débito, con un cambio conveniente.

Santo Tomé-São Borja

La otra opción es seguir por la ruta nacional 14 hasta Santo Tomé.

A mitad de camino se encuentra la localidad de Alvear y tal vez haya escuchado que desde allí se podría cruzar a la vecina e importante ciudad de Itaquí en balsa, en un trayecto que demanda menos de media hora.

Lo de cruzar en balsa es cierto, pero lamentablemente no se puede utilizar ya que está circunscripto para un tránsito estrictamente vecinal. Es que si bien están todos los organismos de control del lado, no ocurre lo mismo del lado brasileño, ya que no hay autoridades de la Policía Federal, lo que impide poder hacer el trámite migratorio, ya sea ingreso o egreso, al vecino país. (Este paso se habilitó temporalmente sólo con motivo de la visita del papa Francisco al Brasil).

Es por ello que se debe seguir por la ruta nacional 14 hasta Santo Tomé. Antes de ingresar a esta localidad correntina se puede tomar el acceso al Centro Integrado de Frontera, por lo que para cargar combustible hay que ingresar a la trama urbana de Santo Tomé.

Lo primero que hay que hacer es pagar el peaje del puente, para luego estacionar y hacer el trámite del lado argentino y del brasileño, todo dentro del mismo edificio. 

Recuerde que en el primer piso hay una casa de cambio.

Cumplimentados los trámites deberá dirigirse al puente y continuar ya con su viaje por el territorio brasileño.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.