Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
En pareja

Vik Chile, una experiencia para los sentidos

El hotel, ubicado en el Valle de Millahue, ofrece una experiencia de viaje de nivel mundial a tan sólo un vuelo de distancia.

Por Sebastián Benites (Especial).

Chile siempre tiene algo para sorprendernos, y esta vez no fue la excepción. Descendimos en el aeropuerto de Santiago e iniciamos el camino hacia Vik Chile, un hotel erigido en lo alto de una colina. En un trayecto de poco más de dos horas, salimos de la ciudad y recorrimos un paisaje rodeado de fincas, sembradíos de kiwi, manzanas, frutilla, viñedos y nogales. Todo enmarcado en el imponente escenario de la Cordillera de los Andes.

Nos encontramos en Valle de Millahue (“lugar de oro”, en mapudungún), donde hicimos el último tramo ya entre los viñedos de la bodega Vik. Emplazado en el medio de cuatro mil hectáreas de vegetación verde y tupida, se puede ver en lo alto de la colina el diseño vanguardista del techo del retreat Vik Chile: fue realizado en titanio y bronce, e inspirado en la montaña y el viento.

El hotel

El lugar es una invitación a conectarse con algunas de las pasiones de los Vik: tanto el arte como los detalles están pensados para que el huésped pueda sumergirse en una experiencia diferente.  

Con la costa por un lado, y los Andes por el otro, la vista panorámica sobre montes y vides es una propuesta a relajarse y a conectarse con la naturaleza.

Fundirse en un atardecer desde una terraza rematada en una piscina infinity que da a la cordillera mientras el sol se esconde, y disfrutar de uno de los exclusivos vinos de la bodega Vik, es un momento imperdible.

Las 22 suites del retreat están completamente diseñadas y decoradas por diferentes artistas chilenos, y cada una nos envuelve en un estilo distinto, permitiéndonos tener una vivencia más tangible del concepto que plasmó cada creador. Todas cuentan con un enorme ventanal que da la sensación de estar suspendidos en el paisaje.

Una sorpresa diaria

El comedor del restaurante Milla Milla es una sorpresa diaria supervisada por el chef ejecutivo Rodrigo Acuña Bravo, acompañado por los sabios consejos del supervisor de comidas y bebidas de Vik Chile, Amaury Daron.

La filosofía de Acuña es trabajar sólo con productos de temporada y cuyo origen esté siempre en la zona, con el objetivo de componer una carta basada en la calidad del género, siguiendo el espíritu que impregna todo lo que se hace en Vik: sostenibilidad, ecología y pasión por los detalles.

Crear el mejor vino

La bodega es una continuidad del concepto del arte, estilo y vanguardia del lugar. Al acercarnos, nos encontramos con una estructura de hormigón pensada para no interferir con el paisaje. En la entrada hay una plaza bañada por espejos de agua, sobre los cuales se reflejan las montañas y el cielo. Sobre la explanada, descansan rocas traídas especialmente de las laderas de las montañas, lo que representa los minerales que se encuentran en los suelos de la viña.  

Todo está diseñado desde un concepto holístico bajo principios de sustentabilidad. El objetivo es disminuir el impacto de las tecnologías que sean invasivas para producir el vino y el uso de la electricidad y la iluminación.

La mayor parte del edificio se encuentra bajo tierra, lo que permite el enfriamiento natural del vino durante su proceso de elaboración, manteniendo así una temperatura constante de 57 grados a través del uso de la amplitud térmica natural del valle.

El enólogo dice que la visión de la bodega es crear la mezcla perfecta año a año, para sacar una única enseña excepcional que refleje las particularidades de cada cosecha, aunque manteniendo el sello de identidad de la marca. El desafío no es hacer un buen vino, sino hacer el mejor.

Vik Chile es una combinación perfecta de arte, gastronomía, naturaleza, detalles, hospitalidad y servicio que lleva al huésped a tener una experiencia única para todos los sentidos.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Vik Retreats (@vikretreats) el26 Sep, 2018 a las 7:12 PDT

Datos útiles

CÓMO LLEGAR: Latam vuela de Córdoba a Santiago de Chile con dos frecuencias diarias. La tarifa media es de 197 dólares, precio final.

ALOJAMIENTO: en temporada media (1° de marzo al 22 de abril), suite base doble a 600 dólares por persona por noche, con impuestos incluidos. Las tarifas incluyen: desayuno buffet, almuerzo con bebidas sin alcohol más una copa de vino La Piú Belle por persona (sólo para adultos), servicio de té en la tarde y cena con bebidas sin alcohol más una copa de vino Milla Cala y dos copas de vino VIK por persona (adultos únicamente), como así también todas las bebidas sin alcohol durante la estadía. 

MÁS DATOS: Vik Chile está en O’Higgins, Sexta Región. Teléfono: +56 9 5668 4853. Reservas a reservations@vikchile.com. Para más detalles, ingresar a vikchile.com.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.