Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Mundo

Vida tranquila entre viñedos

A mitad de camino entre Los Ángeles y San Francisco, se encuentra la ciudad de San Luis Obispo.

Por Redacción LAVOZ.

A mitad de camino entre Los Ángeles y San Francisco, se encuentra la ciudad de San Luis Obispo, de algo más de 46 mil habitantes, donde se destacan la gastronomía, los vinos, el arte y la cultura.

El ambiente urbano es similar a muchas otras ciudades y poblaciones de California, con arquitectura colonial que recuerda sus antecedentes de territorio mejicano, dominado en su momento por los colonizadores españoles.

Esa impronta se descubre a cada paso, hasta en los nombres de las calles. En Higuera al 733, por ejemplo, descubrimos un callejón de apenas un metro de ancho, cuyas paredes laterales están recubiertas de cientos de miles de chicles. Sí, como lo lee. Es el Callejón de los Chicles.

Dicen que la cosa comenzó en la década de 1970 cuando dos grupos antagónicos de estudiantes se enfrentaron en el callejón; uno de los chicos arrojó su chicle a un adversario que lo esquivó y la goma de mascar quedó adherida a la pared. Así, los chicos iniciaron esa costumbre de pegar sus chicles en las paredes.

También dicen que las han limpiado un par de veces, pero ante la reincidencia de los jóvenes, decidieron dejarlas y convertirlas en un atractivo turístico más. Los turistas también participan (participamos) del rito y dejan sus chicles de recuerdo en esas paredes.

Cerca de San Luis Obispo se puede visitar el Castillo Hearst, levantado por el magnate William Randolph Hearst, abuelo de Patty, aquella chica que fue secuestrada y dio origen al fenómeno conocido como “síndrome de Estocolmo”. Pero esta visita merece una nota particular, que será publicada en breve.

La gira continúa y lleva a la próxima parada, Carmel, una bellísima localidad de poco más de 4.000 habitantes, de los cuales el 40 por ciento son veteranos de guerra.

Carmel es un destino exclusivo, con playas consideradas como de las más limpias y lindas de California y donde las casas no tienen número, para preservar la identidad de sus moradores. Los habitantes no reciben la correspondencia en su casa, sino que van a la oficina de correos a retirarla.

Para visitar: la bella y restaurada Misión de Carmel (1771) y el cercano rancho del actor y director Clint Eastwood, quien reside allí y en 1986 fue alcalde del lugar.

Luego de dormir en un lodge de Cambria, la siguiente escala es Yountville, a 3 horas de viaje. Es un pueblo de poco más de cuatro kilómetros cuadrados, donde lo que se destaca es la prolijidad de sus calles y casas; la ornamentación de toda la localidad, con flores y plantas; el tranquilo ritmo de vida de sus habitantes, y el perfil de destino de alta gama, en su hotelería y gastronomía. Varios de sus restaurantes atesoran estrellas en la Guía Michelin.

Es un lugar para disfrutar de la buena comida, excelentes vinos y bares y restaurantes con mesas al aire libre, para sentarse a mirar el paisaje de Napa Valley (Valle de Napa) dominado por los viñedos que llegan casi hasta las calles del centro.

Y en una zona eminentemente viñatera como Napa Valley, una visita obligada es a la bodega Domaine Chandon donde, además de degustar distintas champañas de la marca, conviene visitar su restaurante Etoile.

El viaje va llegando a su fin, a medida que las distancias a San Francisco se acortan. Pero aún quedan dos paradas más: Calistoga y la Ciudad de Napa.

La primera es una localidad de 5.000 habitantes, la mitad de ellos de origen latino, conocida por sus balnearios de aguas termales, donde una inmersión en ceniza volcánica, especie de baño de barro, le proporciona un relajado bienestar al cuerpo. Otra atracción del lugar es un géiser geotérmico, cuyas aguas alcanzan los 80º C.

Finalmente, Napa es la capital del condado, fundada en 1847, con 76.000 habitantes, con un promedio de edad de 37 años.

Se hizo famosa, en distintas épocas, por la fiebre del oro primero, las curtiembres después y, en las últimas cuatro décadas, por los vinos.

Si hablamos de vinos, sin narcisismo nacionalista alguno, los argentinos no tienen nada que envidiarle a los californianos.

Lo que hay que saber

Pasajes Aéreos. Con LAN, Córdoba / Los Ángeles / Córdoba, en Economy, precio final con impuestos: U$S 1.354; en Business, U$S 4.047. Más información: 0810-999-526; en Internet: www.lan.com

Alquiler de autos. Auto tipo Chevrolet Aveo o similar, U$S 223 por semana; una minivan para siete pasajeros (Dodge Grand Caravan) o una camioneta 4X4, U$S 371 por semana. En todos los casos con todas las coberturas necesarias e impuestos incluidos.

Hoteles.
Hollywood: Renaissance Hollywood Hotel & Spa, www.renaissancehollywood.com
Santa Bárbara: Hotel Oceana, www.hoteloceanasantabarbara.com
Yountville: Vintage Inn & Spa www.vintageinn.com
Hotel Yountville www.hotelyountville.com
Calistoga: Mount View Hotel & Spa, www.mountviewhotel.com; Cottage Grove Inn, www.cottagegrove.com
San Francisco:
Hotel Nikko San Francisco, http://www.hotelnikkosf.com

Datos

Nombre oficial: Estados Unidos de América.
Capital: Washington D.C.
Gobierno: República Federal.
Población: 285,5 millones de habitantes, según datos de 2003.
Superficie: 9.363.000 kilómetros cuadrados.
Idioma: inglés.
Moneda: dólar estadounidense.

Temas: #viñedos #EEUU
2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.