Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

Viajeros en tiempos de coronacrisis: reflexiones de tres especialistas desde el confinamiento

Tres trotamundos con kilómetros de experiencia cuentan cómo atraviesan la pandemia y analizan el futuro de la industria turística.

Por Guido Piotrkowski (Especial).

#yomequedoencasa. Te recomendamos no salir de tu casa. Hoy, la mejor decisión que podés tomar es la de no viajar.

La crisis del coronavirus trae aparejadas muchas crisis más, y el turismo, en este caso, no queda afuera. De hecho, es una de las industrias más afectadas, de las que seguramente se verá mucho más aún y en un futuro no muy lejano. ¿Cambiarán los hábitos de viaje? ¿Viajaremos menos en avión, cruceros, ómnibus y lo haremos más localmente, en auto, recorriendo distancias más cortas? ¿Es el turismo virtual una posibilidad real?

Para leer más: la capacidad del turismo para resurgir con rapidez 

De eso hablamos con tres viajeros y comunicadores de larga experiencia y, sobre todo, muchos kilómetros recorridos. Son periodistas y fotógrafos, instagramers y trotamundos de diferentes perfiles, referentes locales e internacionales en el vasto mundo de los medios y los viajes.

Carolina Reymúndez es cronista de viaje y publica sus textos y fotos desde hace más de 20 años. Comenzó en el suplemento de turismo de La Nación y ahora lo hace en la revista Lugares. Entre otros, publicó el libro El Mejor trabajo del mundo, con algunos de sus relatos viajeros.

Carolina Raymúndez.

“Hasta ahora el turismo era una bestia que se alimentaba de todo –desde memoriales de guerras hasta favelas– y siempre se recuperaba: de un terremoto, de una balacera, de un atentado terrorista. Caían las reservas durante algunas semanas y luego, como si tuvieran mala memoria o no les importara, los turistas volvían. Esta vez es distinto. El Covid–19 cambiará el turismo y lo que surja será otra cosa. Me imagino un mundo más alejado, menos libre y lleno de miedo a un enemigo invisible con poder para matar”, dice Carolina.

Imperdible: todo sobre 193 países en la Biblioteca Digital Mundial de la Unesco 

Además, advierte la periodista, los países necesitarán volverse proteccionistas para resucitar sus propios turismos que hoy están muertos. “Se habla de pérdidas del 30 por ciento pero creo que son números cautelosos o ingenuos”, agrega.

Carolina estuvo en Misiones, ya con el coronavirus dando vueltas por el mundo, y volvió pocos días antes de la cuarentena. “Todavía me queda algo de selva en la retina”, dice, y confiesa que lo que más extraña por estos días es caminar.

Christian Byfield es un instagramer colombiano. Tiene 286 mil seguidores en @byfieldtravel. La cuarentena lo agarró en Guaviare, en la Amazonia colombiana, desde donde se tuvo que volver súbitamente a Bogotá, su sitio de residencia fija. Solo para marzo, Cristian tenía pautados viajes a Alemania, Hawai, Ibiza, Mallorca y Aruba.

Christian Byfield.

Ex banquero de inversión, un día hizo un clic y se gastó sus ahorros en una vuelta al mundo. Así, terminó escribiendo en revistas de viaje especializadas y ahora lleva seis años y medio viajando por el mundo, durante los cuales visitó 76 países. Poco tiempo atrás, lanzó su libro 754 días, la extraordinaria crónica del hombre que le dio la vuelta al mundo.

“Llevo 10 días sin subirme a un avión y tengo mucha ilusión de volver a subirme a uno. La gente va a valorar mucho el tema de un viaje. El mundo del turismo se verá afectado por la crisis financiera. La gente no está recibiendo el sueldo, o recibe el 50 por ciento. Pero ojalá, a partir de esta crisis, la gente de un vuelco en la manera en que está tratando el mundo”, reflexiona.

Pablo Sigismondi es cordobés y uno de los argentinos con más kilómetros bajo la suela de sus zapatos. Lleva unos 40 años deambulando por el globo y suele viajar por fuera de los circuitos turísticos tradicionales, desde Irian Jaya a Afganistán, hasta Libia o Somalía por citar solo algunos de los 163 países que visitó. Sin embargo, tiene mas preguntas que respuestas.

 Pablo Sigismondi.

Quedate en casa: el mensaje desde Egipto 

“Gran secreto nos guarda la naturaleza. ¿Qué ocurrirá después de la pandemia? Su repercusión es de escala planetaria. Intuyo que se tardará mucho tiempo para recuperar la movilidad que teníamos. ¿Quién hubiera imaginado ver hoy Venecia o Barcelona vacías, cuando estaban poniendo límites al aluvión de visitantes? ¿Quién iba a imaginar que la hospitalidad desaparecería tanto que ahora expulsan a los extranjeros? ¿Quién visualizaba que los controles y fronteras, que habían caído en desuso, regresarían con fuerza junto al Estado-Nación?”, se plantea. Para Pablo, el temor detuvo el viaje físico. “Tal vez ahora podemos ver lo que hicimos a nuestra Madre Tierra”, opina.

Entre lo real y lo virtual

Las aerolíneas serán de las empresas que más sufran con este revés. Ya están reportando perdidas millonarias, y no se sabe muy bien cómo se van a recuperar. El rol de los estados puede ser clave en este punto, pero es cierto que los estados, el mundo, ahora tienen otras prioridades. ¿Entonces?

Reymúndez cree que solo se salvarán con un rescate. “Los gobiernos que puedan, lo harán con las aerolíneas de bandera. Habrá quiebras. Estamos en medio de la tormenta y todavía no se pueden evaluar los daños, pero ya se ve la Tierra arrasada”. Desde Bogotá, Byfield agrega que el golpe será muy duro.

Carolina Raymúndez, periodista especializada en viajes.

Desde que el coronavirus comenzó a expandirse rápidamente alrededor del globo, y los países a decretar cuarentenas, cerrar aeropuertos y fronteras, los artistas comenzaron a dar conciertos virtuales, los docentes a dar clases por Internet y así todo el mundo reinventándose. En ese sentido, muchos museos abren sus puertas virtualmente. Y seguramente hay gente inquieta que se quita las ganas a través de aplicaciones como Google Street View.

Paseo virtual: por cuatro museos del mundo 

Pero a Reymúndez mucho no la convencen estas nuevas estrategias de viaje y no cree que se desarrolle mucho más el turismo virtual, al menos no por ahora. “Quizás más adelante, después de varias pandemias. Creo que viajar y tener experiencias reales es todavía un deseo muy fuerte relacionado con una búsqueda existencial del ser humano. Aunque al final terminemos en un all inclusive del Caribe o haciendo cola para subir a la Torre Eiffel, lo que nos impulsa a movernos incluye el deseo vital de ver qué hay más allá”, dice.

Byfield, por su parte, cree que el mundo se está volcando a este tipo de experiencias. “Es una alternativa muy buena para la gente que no tiene los recursos para ir. Y ahora, en cuarentena, es muy bueno también. Pero, por más realidad virtual que haya, nunca va lograr simular lo que es un viaje real, la experiencia de un cuerpo en un sitio, los olores, conectar con la gente. No hay realidad virtual que logre que se parezca a la realidad”.

Christian Byfield es un instagramer colombiano que renunció a su trabajo para conocer el mundo.

Y de ahora en más, ¿cómo viajaremos? ¿lo haremos más cerca, más breve? Posiblemente en un principio sea así, por proteccionismo arriesga Reymúndez.

“Me imagino un auge del turismo interno. En parte por miedo a salir al exterior y también porque habrá grandes promociones para el turismo interno”, intuye.

“Por supuesto que el viaje sigue, y seguirá, porque es un estado espiritual de mi vida”, dice Sigismondi, existencialista.

El fotógrafo y geógrafo cordobés Pablo Sigismondi, en uno de sus viajes.

Pero ahora estamos compulsivamente obligados a la quietud física, así que deberemos imaginar el viaje a un destino impensado, que no figura en ningún mapa.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.