Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

La verdad sobre comprar una casa en Italia a 1 euro

Qué hay detrás de esta iniciativa, que cada tanto se vuelve noticia, y cómo hacer para comprar realmente una de estas propiedade

Por Carla Oller (Especial).

La noticia siempre nos hace ilusionar: comprar una casa en un antiguo pueblo italiano de ensueño a sólo 1 euro. ¿Pero es realmente así? El Proyecto Casa a 1 euro es una iniciativa que surgió hace un par de años para revalorizar borgos abandonados, estos pequeños pueblos semirrurales de origen medieval que están desapareciendo por falta de pobladores. La falta de servicios y de oportunidades de trabajo hizo que la mayoría de sus habitantes se trasladasen a centros urbanos y las propiedades quedaran allí olvidadas en el tiempo.

En realidad se trata de casas deterioradas que necesitan de grandes renovaciones. Y esa es la clave del proyecto: quien compra la casa al valor simbólico de 1 euro tiene un plazo de un año para restaurarla, cuya aprobación dependerá del municipio. En la mayoría de los casos es necesario firmar además una póliza de 5 mil euros de tres años de garantía. Si todo sale bien, ese dinero se reembolsará al cumplirse el plazo.

La nueva normalidad: Italia busca salvar el verano

Otro de los gastos que hay que tener en cuenta para participar de este programa son los honorarios del notario y del registro y las facturas e impuestos del inmueble que por lo general en Italia no suelen ser baratos. Todo a cargo del interesado.

La idea en sí cumple cuatro funciones. Poner en valor las viviendas, inyectar inversiones y contrataciones en el pueblo, generar un movimiento demográfico en el lugar y motivar el nacimiento de iniciativas vinculadas al turismo.

La idea ha tenido excelentes resultados en los últimos años, sin embargo las noticias que circulan no siempre detallan claramente las condiciones reales de esta iniciativa. Entonces, ¿cuánto dinero se necesita realmente para comprar una casa a un euro? A grandes rasgos, la cifra ronda entre los 20 mil y los 30 mil euros (más de dos millones de pesos argentinos), dependiendo del estado en que se encuentre la vivienda y los metros cuadrados de la misma.

La oferta de comprar casas por un euro es tentadora, pero hay que leer la letra chica. (M. Carla Oller)

Bajo costo

Por lo general, estas casas en cuestión pertenecen a particulares que desean deshacerse de ellas. Porque aunque estén en desuso se deben pagar impuestos. Así, las propiedades se dan como donación a los municipios que, mediante un concurso público, las venden a la modesta suma de 1 euro. En otros casos, las administraciones municipales son garantes de esos propietarios, lo que obliga a quien compra la unidad a cumplir con las condiciones de puesta en valor.

Una vez concretada la operación y obtenido los permisos municipales, no puede pasar más de dos meses para comenzar con las obras de restauración y no menos de un año para que quede lista.

Los borgos y su encanto

Según la última encuesta del Instituto de Estadísticas italiano hay alrededor de un millar de pueblos fantasmas en Italia, muchos de ellos en zonas montañosas. En la década del ‘50 la mitad de la población italiana vivía en zonas rurales, mientras que en la actualidad sólo el 26 por ciento lo hace. Estos datos demuestran la gravedad de la situación en estos pequeños pueblos, donde la despoblación está haciendo estragos en la economía pero también en la cultura y la continuidad de oficios artesanales ancestrales.

En el norte de Italia, por ejemplo, Consonno cuenta con un solo habitante. Bussana Vecchia, en provincia de San Remo, fue destruida por un terremoto en 1887 y abandonada completamente por sus pobladores que fundaron una nueva ciudad a un par de kilómetros. Restaurado por un grupo de jóvenes años más tarde, hoy ese borgo abandonado es una verdadera galería de arte a cielo abierto.

Te puede interesar: cómo viajar ambientando los espacios 

Pero no se trata sólo de borgos de los Alpes o de los Apeninos. Es posible encontrar también estos pueblitos en lugares cercanos al mar, como el caso de Troila, Itala o Cammarata en Sicilia. La isla del sur de Italia es el lugar que más oportunidades presenta para este tipo de propuestas.

Se cree que hay más de mil borgos abandonados en toda Italia. (M. Carla Oller)

La nueva normalidad: alejarse de la ciudad

En tiempos de coronavirus, cuando las maneras de viajar y hacer turismo están cambiando, los destinos pequeños, un poco aislados y con naturaleza cerca cobran una vital importancia, por lo que invertir en uno de estos borgos puede ser una sabia decisión.

Un ejemplo de transformación turística es Craco, un borgo de la zona de la Basilicata, en provincia de Matera. Pueblo fantasma por mucho tiempo debido a los constantes terremotos que lo azotaban en el pasado, en 2011 fue sometido a una recuperación que lo posicionó como un destino de gran interés turístico de la mano de la historia. Este pueblo del medioevo tallado sobre la roca, a mitad de camino entre el mar y un parque natural, es una de las joyas secretas de los que aman el turismo aventura, los que viajan en bicicleta o moto y los que buscan paz y tranquilidad.

Hoy Craco es parte del World Monument Fund y ha fundado una oficina de filmación cinematográfica y audiovisual donde se acuerdan las condiciones y las tasas para las películas que quieran utilizar el borgo como locación.

Para leer: el pueblo italiano que aún habla griego 

Datos útiles

En Umbría también hay de estos pequeños pueblitos medievales. (Pixabay)

OPORTUNIDADES. No hay un programa nacional orientado a reunir información sobre la compra de casas a 1 euro en Italia, aunque el sitio web www.casea1euro.it recoge oportunidades actualizadas de los diferentes borgos. Para los que estén interesados pueden buscar qué lugares están disponibles y luego acceder a las webs oficiales de cada municipio para ver las condiciones. Como se trata de concursos públicos, hay que tener en cuenta los tiempos de entrega de las propuestas y la documentación requerida.

INCENTIVOS. Otra manera de vivir en un borgo italiano es aprovechar los incentivos que algunos municipios dan a aquellas personas o familias que quieran mudarse a estos recónditos lugares. En Molise, por ejemplo, le dan 700 euros al mes a quien quiera irse a vivir a uno de los municipios de la zona, con menos de dos mil habitantes cada uno. En Graglio, un pequeño pueblo en Val Veddasca a pocos kilómetros de Suiza, no ha nacido un niño en 28 años, por lo que también presenta oportunidades de este tipo. En Bormida, Liguria, el municipio paga dos mil euros a quien elija ir a vivir a esas tierras, aunque también ofrece alquileres superdescontados de entre 50 y 120 euros.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.